Cinderella Man
2005 | Ron Howard

Cinderella Man No lo tuvo fácil la familia del boxeador James J. Braddock cuando éste perdió su licencia en plena Gran Depresión. Esta muestra del mejor cine comercial nos relata los hechos reales de un hombre cuyo amor por sus hijos y el empuje incondicional de su comprensiva y enamorada esposa, le ayudaron a salvar las contrariedades del asalto más complicado que tuvo que afrontar.


Natividad
2006 | Catherine Hardwicke

Natividad Historia de la familia cristiana por excelencia, modelo de vida para todas las demás. Esta producción, que contó con un considerable despliegue de medios, se centra en los obstáculos que tuvo que superar la familia de Nazaret. Pese a su designio divino, María y José no tienen privilegios y deben depositar toda su esperanza en Dios, aun cuando ni siquiera encuentren un lugar digno para traer al mundo a su Hijo.


Prueba de fuego
2008 | Alex Kendrick

Prueba de fuego Esta película sobre la crisis de un matrimonio, trata de una manera clara los valores cristianos. Por encima de sus cualidades cinematográficas, es una lección de convivencia muy necesaria en esta época en la que abundan las separaciones. Coloca el centro de la vida del cónyuge no en sí mismo, sino en su pareja. También incide en un valor común a todos estos filmes: la confianza plena en la Providencia.


Tierras de penumbra
1993 | Richard Attenborough

Tierras de penumbra Basada en la figura de C. S. Lewis (autor de Las crónicas de Narnia), quien desde la teoría hablaba con clarividencia sobre el sentido del dolor en nuestras vidas, pero que al enamorarse teme enfrentarse a las dificultades y al compromiso que conlleva el matrimonio. Precioso largometraje protagonizado por unos estupendos Anthony Hopkins y Debra Winger.


Up
2009 | Pete Docter, Bob Peterson

Up Es difícil igualar la extraordinaria belleza de los primeros minutos de esta película de Pixar que, con una brillante secuencia de imágenes y sin apenas diálogo, narra la historia de amor entre Carl y Ellie, desde que se conocen cuando eran unos críos hasta que Carl enviuda. Con una sencillez pasmosa, nos viene a contar que la magia del matrimonio reside en el día a día y que es necesario seguir adelante cuando falta alguno de los dos, por mucho que duela.