Fotograma de Most (The Bridge)

La cinta sobre la que os hablamos hoy, narra la entrañable relación entre un operador ferroviario y su pequeño hijo, Lada. Una parte importante del argumento transcurre a lo largo de un día, en el que el muchacho acompaña a su padre al trabajo. El relato está compuesto por dos tramas: la principal que recoge este vínculo paterno-filial y una segunda que sigue los pasos de una joven, inmersa en graves problemas personales. Esta última cogerá un tren, cuyos pasajeros representan el egoísmo y la mezquindad, a la vez que la frustración generada por estas miserias humanas. El viaje se tornará en tragedia, cuando el tren llegue antes de la hora prevista al puente en donde el padre de Lada tiene su puesto de trabajo. Entonces se producirá una trágica situación que afectará al chico y enfrentará a su progenitor a una decisión crucial.

Most fue rodada en la República Checa y Polonia por Bobby Garabedian, en la que es su única incursión como realizador hasta la fecha, ya que su carrera ha estado más enfocada a la interpretación. El guión fue escrito por el propio Garabedian, en colaboración con otro actor, William Zabka, mientras que la banda sonora corrió a cargo de John Debney, autor de la partitura de La Pasión de Cristo. Por otra parte, destaca la bella fotografía de Michael FitzMaurice.

La historia está estructurada en clave cristológica y muestra el modo en que el sacrificio, elevado a la máxima expresión, puede transformar el corazón del hombre. El título fue galardonado en diversos festivales cinematográficos y estuvo nominado al Oscar a mejor cortometraje, en la edición que premiaba a las mejores películas de 2004. Para poder competir por la estatuilla se presentó con una edición algo reducida, de 29 minutos, ya que en realidad se trata de un mediometraje, que supera por poco la media hora de duración.