cinco-consejos-para-las-vacaciones

1. Vas a tener más tiempo para estar con tu familia y amigos, así es que aprovéchalo para disfrutar de su compañía y hacerles feliz. Ten en cuenta que, como dijo San Agustín, “La medida del amor es amar sin medida”.

2. Agradécele al Señor el merecido descanso que vas a tener. Vive tus vacaciones con alegría.

3. Si conduces, no olvides que debemos ser cristianos en cada momento y en cada lugar, y por supuesto también en la carretera. El cumplir con las normas de circulación y el ser solidario con el resto de los conductores, repercutirá en tu seguridad y en la de los demás.

4. Recuerda orar y seguir participando en la Eucaristía de los domingos, porque Dios nos está siempre esperando. Si viajas a algún lugar, seguro que allí habrá sitios en donde puedas asistir a misa y si lo haces te sentirás más pleno.

5. En la belleza de los nuevos paisajes que descubras, ya sea en la playa o en la montaña, encontrarás la presencia de Dios. Complácete en su creación.