Adoración eucarística

Fotografía: Lawrence OP (Creative Commons)

Me alzaron la Hostia delante de mi rostro, dijo: “Cuerpo de Cristo”… Contesté: “Amén” y me pusieron la Sagrada Forma en mi lengua y me fui al asiento…

Sí, parece “pan ácimo” con sabor a oblea… Pero yo sé que en mi boca han depositado a Dios. Se me saltan las lágrimas cada vez que sucede. Con los ojos cerrados, me recreo en su Esencia e intento averiguar desde mi oquedad su Cuerpo físico… Es grandioso.

Mi mente y mi fe si alcanzan a entender y me inyecta tanta Misericordia que no sé cómo manifestarle tanto agradecimiento.

No quiero tragar, me duele tragar a Dios… Quiero tenerle conmigo, ser consciente de ello, saber que le acaricio, que estamos juntos por unos segundos infinitos y me ruborizo: ¿Tan importante soy en este incalculable universo, que se viene a mí? ¿Tanto me puede querer que baja a este mundo, perdido en las galaxias, que quiere estar conmigo?

No es posible y lo es, no soy merecedora y me entrega su Corazón en una Hostia Sagrada…

Y pienso: ¡Cuánta grandeza hay en esta Celebración!, sólo saberlo me hace grande, arropada, feliz e inquieta por volver a tenerle junto a mí.

Al final, se va por mi garganta… Sí, me Lo llevo conmigo pero ya no Le toco… Me pongo un poco triste hasta que me doy cuenta de que en mi boca no puede estar eternamente… Él ha de descansar tranquilo en mi Espíritu.

Espero que Dios no se vaya “a la primera que haga” porque soy un puro desastre, pero Le digo que en verdad estoy cambiando y le doy las gracias por estar siempre ahí, esperándome con su perdón.

Algún día y Él lo quiera como yo lo quiero, Le daré un fuerte abrazo como cuando estaba en la tierra. Hoy, me alegro y me pongo radiante con “sólo” tenerle en un pequeñito y suave pedazo de Pan, pero sublime en sensación.

Siempre Le digo lo mismo: “Aleja de mi todo lo que me pueda distraer de este mundo que no sea para gloriarte. Quiero ser humilde, caritativa, “maja”, buena, honesta, dulce y estar sonriente a pesar de todos los pesares…

Un beso a mi Cruz Bendita.