Mi pie izquierdo
Bailar en la oscuridad
En América
Los increíbles
El intercambio
The Blind Side (Un sueño posible)
El niño de la bicicleta
Lo imposible
La habitación
Mia madre

Uno de los mejores estrenos de lo que llevamos de año ha sido La habitación, que nos traslada hasta el pequeño espacio donde permanece secuestrada una joven, junto a su hijo de cinco años, únicamente comunicados con el exterior por un pequeño tragaluz. Lejos de lo que podría haber sido un melodrama de sobremesa, se trata de un excelso canto a la maternidad y al sacrificio aparejado a la misma, que le valió un Oscar a su protagonista Brie Larson. Otra situación extrema nos presenta El intercambio, dirigida por Clint Eastwood, donde una operadora telefónica pierde a su retoño durante la Gran Depresión y, meses después, la policía le entrega a un crío que no es el suyo. Vilipendiada por las corruptas autoridades, contará con la única ayuda de un pastor presbiteriano y su propia perseverancia para seguir adelante con su búsqueda.

La multipremiada y desgarradora Bailar en la oscuridad nos cuenta los avatares de una inmigrante checa que trabaja en una fábrica en Estados Unidos, que va perdiendo progresivamente la vista. Es madre soltera de un niño que ha heredado sus problemas de visión, al que aún puede proporcionarle un futuro mejor, si consigue el dinero necesario para pagarle la operación que necesita, antes de quedarse ciega.

Mi pie izquierdo está basada en la autobiografía del pintor y escritor Christy Brown, que pudo superar grandes obstáculos derivados de su parálisis cerebral, gracias a su tenacidad y el amor incondicional de su progenitora, cuya interpretación le deparó un Oscar a Brenda Fricker. Asimismo recibió este galardón un impresionante Daniel Day Lewis -el primero de su colección-, por esta película dirigida por el irlandés Jim Sheridad, que años después llevaría a cabo la inspirada En América. En ella plasmó sus propias penurias cuando se trasladó a vivir con los suyos a Estados Unidos, a partir de un guión que coescribió con dos de sus hijas. Esta fábula nos lleva hasta una zona marginal de Nueva York donde una familia católica, de origen irlandés, intenta sobreponerse a la pérdida del hermano pequeño. La historia rebosa autenticidad y desarrolla un sobresaliente alegato provida.

También muy estimable es la última obra del italiano Nanni Moretti, Mia madre, donde Margherita Buy da vida a una directora de cine que se enfrenta a la inminente pérdida de su anciana madre, aquejada de una enfermedad terminal. Mientras tanto, lidia con su problemática hija adolescente, en un film donde se dan la mano tres generaciones.

Lo imposible recoge los hechos acaecidos en Tailandia cuando fue asolada por un terrible tsunami. Inspirada en hechos reales, sigue a María y su hijo mayor, Lucas, que tienen que sobreponerse a unas circunstancias extremas, sin conocer la suerte que habrá corrido la otra parte de su familia. Este drama dirigido por Juan Antonio Bayona es de lo mejorcito que ha deparado el cine español en los últimos años y fue un gran éxito de taquilla.

Otro largometraje que tuvo una importante aceptación por parte de los espectadores fue The Blind Side (Un sueño posible), donde una mujer de mediana edad, que disfruta de una posición económica acomodada, le propone a los suyos acoger a un chico sin hogar. Basada en una historia verdadera, habla sobre los beneficios derivados de llevar las convicciones cristianas a la práctica y le proporcionó un merecido Oscar a Sandra Bullock. En El niño de la bicicleta, es una peluquera la que ampara a un muchacho de once años del que se desentendió su padre, internándolo en un hogar de acogida. Con un estilo mucho más sobrio, en la línea habitual de los hermanos Dardenne, también muestra el modo en el que la generosidad puede paliar graves problemas afectivos.

La última reseña de nuestra lista es para Los increíbles, dirigida por Brad Bird y producida por Pixar; un estudio que siempre ha prestado mucha atención al ámbito familiar. Trata sobre unos superhéroes que fueron relegados por las autoridades hace años, por una serie de injustas demandas. Mientras Mr. Increíble no es capaz de asumir su nuevo rol y permanece absorto por sus antiguas proezas, la abnegada Elastigirl será la que aporte la sensatez y el equilibrio necesario para que los suyos puedan avanzar.