Todos los años, cuando se acerca el Domingo de Ramos, me pregunto si descubriré puntos de vista verdaderamente novedosos. Más adelante, con el transcurso de los días, voy encontrando una respuesta afirmativa en la insondable belleza de la Semana Santa y en la renovada ilusión de tantos cofrades. Al final, los momentos siempre surgen por sí solos. Únicamente hay que buscar la luz óptima, elegir el sitio adecuado -algo no muy complicado aquí- y ponerle mucho entusiasmo. Porque las velocidades de obturación y aperturas serían insuficientes, por sí mismas, para contar este relato en imágenes; una historia sobre la devoción y el esfuerzo colectivo que, por unos días, hacen grande a esta pequeña ciudad de torres y murallas.

Cristo de la Victoria

Detalle del Cristo de la Victoria

Quinario a la Dolorosa de la Cruz

Vía Crucis del Cristo de la Expiración

Hermana de la Victoria

Hermana de carga del Cristo de la Victoria

Músico de la banda del Nazareno

Jesús de la Humildad

Acólitos de la Humildad

Hermana de los Ramos

Burrina

Reflejo

Hermanos del Nazareno

Mantilla

Señor de las Penas

Virgen de la Misericordia

Niños de la Salud

Injusta Sentencia

Cristo de las Batallas

Vela de las Batallas

Cruz de los Ramos

Cristo del Perdón

Penitente del Amparo

Hermana de luz de los Ramos

Virgen de la Esperanza

Hermanos del Cristo Negro

Cristo Negro

Capuchón de la Sagrada Cena

Penitente de la Sagrada Cena

Triunfo de la Eucaristía

Músico de la Banda Municipal

Hermanos de carga de Jesús de la Entrega

Cristo del Amor y Virgen de la Caridad

La Flagelación

Hermana de la Vera Cruz

Cristo del Humilladero

María Corredentora

Jesús Condenado

Jesús Nazareno

Sayón de la Caída

Virgen de las Angustias

Hermanos de carga de las Angustias

Hermana de los Estudiantes

Cristo Yacente

Hermanas de la Vera Cruz

Procesión del Santo Entierro

Procesión del Buen Fin

Cristo Resucitado