6
estrellas-3
Título original: Henry Poole Is Here
Año: 2008
País: Estados Unidos
Duración: 99 min.
Género: Drama
Categoría: Simbología cristiana
Calificación moral: +7
Director: Mark Pellington
Guión: Albert Torres
Música: John Frizzell
Fotografía: Eric Schmidt
Reparto: Luke Wilson, Radha Mitchell, Adriana Barraza, George Lopez, Cheryl Hines, Richard Benjamin, Morgan Lily
El milagro de Henry Poole
La estancia de Henry Poole en su nueva casa no resulta tan tranquila como a él le gustaría. Esperanza, una vecina algo impertinente, ve en la pared de la vivienda de Henry una mancha en la que identifica el rostro de Cristo. El suceso convierte su casa en un lugar de peregrinación para el vecindario. Incluso el párroco se acerca para comprobar la posible veracidad del milagro. Henry, que está tocando fondo en lo personal y ha perdido la esperanza, no entiende a qué se debe tanto revuelo. La amistad que entabla con su vecina de al lado y con la hija de ésta, supone para él un soplo de aire fresco.

Al igual que para poder ver el rostro de Jesús en la mancha es necesario creer, para disfrutar de esta película hay que tener fe o, al menos, un verdadero interés por el tema. Este pequeño film nos presenta un reparto coral, conformado por los peculiares vecinos de la urbanización. Aunque se hecha en falta una mayor hondura en el pasado de Henry o en la relación con su vecina, estamos ante una película sincera y agradable.

Contenido cristiano
El interesante planteamiento que hace el film es que sólo son capaces de ver un signo milagroso en la pared de la casa de Henry, aquellos que tienen fe. Por ello, el descreído protagonista de la historia, incapaz de ver nada, no comprende qué es lo que ven los demás y qué les mueve a ir hasta su casa para rezar ante lo que para él no es más que una mancha.

El milagro de Henry Poole