estrellas-3-5
Título original: Ostrov
Año: 2006
País: Rusia
Duración: 112 min.
Género: Drama
Categoría: Simbología cristiana
Calificación moral: +7
Director: Pavel Lungin
Guión: Dmitri Sobolev
Música: Vladimir Martynov
Fotografía: Andrei Zhegalov
Reparto: Pyotr Mamonov, Viktor Sukhorukov, Dmitri Dyuzhev, Yuri Kuznetsov, Viktoriya Isakova, Nina Usatova, Yana Yesipovich
La isla (Ostrov)
A escasos metros de un monasterio ortodoxo vive como eremita Anatoly, un monje atormentado por un asesinato que fue obligado a cometer treinta años antes. Personas de distintos lugares le consideran un santo y acuden a él en busca de ayuda. Pese a todo, su peculiar forma de comportarse crea discrepancias entre sus hermanos del monasterio.

Hermoso drama sobre un monje que intenta expiar sus pecados viviendo despojado de todo, para entregarse íntegramente a Dios. Anatoly es un místico, un monje mugriento, un santo que más bien parece un loco. La película tiene una gran carga de contenido religioso, canalizada con naturalidad a través de una comunidad de monjes formada por hombres imperfectos, que buscan estar en Gracia con Dios. Tiene secuencias brillantes, como una en la que una joven pide ayuda a Anatoly, quien anticipándose a la petición aparece con algo bajo la sotana imitando a una embarazada, y le expone a la muchacha lo perverso de sus intenciones y el daño que se haría a ella y a su hijo.

Los bellos y desiertos paisajes nevados que aparecen, están espléndidamente fotografiados en tonos azules por Andrei Zhegalov. Como dato, hay que señalar que la única opción del director para hacer de Anatoly era Pyotr Mamonov. Éste en principió se negó, pero después de pensarlo durante mucho tiempo le pidió consejo al sacerdote de su pueblo, quien le animó a aceptar el papel.

Contenido cristiano
La angustia por el mal que cometió cuando era joven, ha perseguido a Anatoly durante toda su vida. Sus pecados en el pasado, no han pesado para Dios tanto como su arrepentimiento y le han sido otorgados dones para realizar milagros, exorcizar demonios y ver el futuro. No es casualidad, porque es un hombre sencillo de corazón, una especie de juglar que, con unos métodos muy particulares, intenta separar a sus hermanos de los bienes y vanidades que les alejan de Dios.

La isla (Ostrov)