4 estrellas
8
Historia de una monja
Título original: The Nun’s Story
Año: 1959
País: Estados Unidos
Duración: 149 min.
Género: Drama
Categoría: Congregaciones, Vida contemplativa
Calificación moral: TP
Director: Fred Zinnemann
Guión: Robert Anderson
Música: Franz Waxman
Fotografía: Franz Planer
Reparto: Audrey Hepburn, Peter Finch, Edith Evans, Peggy Ashcroft, Dean Jagger, Mildred Dunnock

Una joven de origen belga, decide ingresar como novicia en un convento de clausura. Tras completar el pertinente proceso de formación, hace su profesión recibiendo el nombre de hermana Luke y, más adelante, es destinada como misionera al Congo. En el enclave africano pondrá en práctica los conocimientos sobre medicina que adquirió de su padre, ejerciendo como ayudante de un cirujano.

Audrey Hepburn firmó uno de sus papeles más recordados, representando a una hermana Luke inmersa en un mar de dudas, fruto del conflicto surgido entre su vocación religiosa y su inclinación por la enfermería. Además, a la monja le costará habituarse a la sacrificada vida que ha elegido y aceptar el voto de obediencia, aun siendo consciente de que no puede ser coherente con su comunidad y consigo misma, sin cumplir con un precepto que le resulta especialmente difícil.

La película fue dirigida por el prestigioso cineasta Fred Zinnemann, también realizador, años más tarde, de la magistral Un hombre para la eternidad. Para el título que nos ocupa partió del guión de Robert Anderson, quien adaptó la novela homónima de Kathryn Hulme, basada en la historia real de la hermana Marie-Louise Habets.

Estamos ante una cinta bien realizada e interpretada, que escenifica con fidelidad el funcionamiento interno de una congregación. Se nota que la producción contó con una buena labor de asesoramiento, como base para plasmar rigurosamente este aspecto. Por otra parte, quedan claras las razones que pueden frustrar una sincera vocación, pero no así las motivaciones que alientan la elección del camino religioso, pese al compromiso y la renuncia que lleva aparejados.

Historia de una monja estuvo nominada a 8 Oscar, incluyendo el correspondiente a mejor largometraje, aunque se iría de vacío en el año de Ben-Hur; absoluta vencedora con 11 galardones. Sin embargo, logró premios importantes como la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, donde asimismo se distinguió la actuación de Audrey Hepburn.

Historia de una monja (fotograma)