6
estrellas-3
Título original: Il villaggio di cartone
Año: 2011
País: Italia
Duración: 87 min.
Género: Drama
Categoría: Sacerdotes, Estrenos de 2013
Calificación moral: +7
Director: Ermanno Olmi
Guión: Ermanno Olmi
Música: Sofia Gubaidulina
Fotografía: Fabio Olmi
Reparto: Michael Lonsdale, Rutger Hauer, Massimo De Francovich, Alessandro Haber, Ibrahima Faye El Hadji, Irma Pino Viney
il-villaggio-di-cartone
La iglesia de un viejo párroco es desalojada y cerrada al culto. El sacerdote observa con tristeza que la labor que ha efectuado durante décadas ha llegado a su fin. Sus lamentos cesan inesperadamente, al irrumpir clandestinamente en la iglesia unos inmigrantes ilegales que huyen de las autoridades. Ahora, su misión continuará con el ejercicio de la caridad con los nuevos ocupantes de su templo.

Con unos pocos decorados no disimulados, el director de El árbol de los zuecos, Ermanno Olmi, realiza esta pequeña película cuya principal virtud es su austeridad aunque, por contra, su falta de mayores pretensiones cinematográficas limitan su resultado final. El reparto lo encabeza Michael Lonsdale, ganador de un Cesar por su inolvidable papel de cisterciense en De dioses y hombres. Director y protagonista rondan ya los 80 años, pero aún siguen con ganas de contar historias. Otro rostro conocido es el de Rutger Hauer, con quien el director ya había trabajado en La leyenda del santo bebedor.

Olmi pretende denunciar la falta de humanidad de la sociedad actual y la necesidad de actuar para cambiar los hechos. A través de los inmigrantes, recalca el valor que tienen para Dios todos y cada uno de sus hijos. Algunas secuencias tienen una clara simbología evangélica, como el nacimiento de un niño en medio de una extrema pobreza.

Contenido cristiano
El sacerdote llega al final de su vida con dudas acerca de su fe, sufriendo un vacío que a veces le arrebata, pero con una búsqueda sincera de Dios y una espera fiel en su Providencia. Como reflexionaba san Agustín: “Nos hiciste, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti”.

En las conversaciones entre el sacerdote y el médico que atiende a los inmigrantes, un hombre agnóstico de buen corazón, se genera un amistoso debate entre ciencia y fe que, sin llegar a grandes profundidades, nos deja pinceladas interesantes.

El desalojo de bienes muebles de la Iglesia y el realojo por personas necesitadas de caridad, puede dar lugar a lecturas demagógicas. Buscado o no por Olmi, hay que señalar que la Iglesia hace una gran labor humanitaria, pero su principal fin es descubrir a los hombres la riqueza de Cristo; un conocimiento que es inseparable del amor al prójimo y que conlleva el ejercicio de la caridad con los más necesitados.

il-villaggio-di-cartone-f