7
La historia de Marie Heurtin
3,5 estrellasTítulo original: Marie Heurtin
Año: 2014
País: Francia
Duración: 95 min.
Género: Drama, Biográfico
Categoría: Congregaciones, Estrenos de 2015
Calificación moral: +13
Director: Jean-Pierre Améris
Guión: Jean-Pierre Améris, Philippe Blasband
Música: Sonia Wieder-Atherton
Fotografía: Virginie Saint-Martin
Reparto: Isabelle Carré, Ariana Rivoire, Brigitte Catillon, Noémie Churlet, Gilles Treton, Laure Duthilleul

Finales del siglo XIX en Francia. Los padres de Marie albergan la esperanza de que ésta pueda ser aceptada en un convento de las Hijas de la Sabiduría, donde acogen a muchachas sordomudas. Sin embargo, Marie también es ciega y se comporta como una salvaje, al no haber podido recibir ninguna educación. Su caso es tan complicado que sólo el entusiasmo y el compromiso de la hermana Marguerite, posibilitan que la joven sea admitida en el convento.

Desde los primeros compases, queda claro que la película no se lo va a poner fácil al espectador. El director galo Jean-Pierre Améris, afronta un tema complejo sin caer en la complacencia -ya que no hay una dulcificación en los hechos reales que adapta-, y eludiendo elementos comunes que hubiesen limitado el resultado, como la tópica madre superiora intransigente. Améris escogió para el difícil papel de Marie a Ariana Rivoire, a la que el realizador conoció en un colegio para niños sordos en Chambéry. La responsabilidad de representar a sor Marguerite, por su parte, recayó en Isabelle Carré. La intérprete francesa genera una gran empatía, encarnando a la perfección al ángel que Marie descubre en la oscuridad y el silencio más absolutos.

El largometraje describe las motivaciones cristianas de Marguerite para darse a los demás de una manera incondicional, pese a su delicada salud, y muestra los métodos educativos que emplea. La hermana ayudará a la joven a entender el mundo desde el amor y a palparlo con sus manos. Su encuentro será beneficioso para ambas; tanto para la que se entrega, como para la que recibe los frutos de su dedicación, que tomará consciencia de su propia existencia. No obstante, el proceso requerirá de una encomiable paciencia por parte de la religiosa. Un momento muy ilustrativo de su tenaz perseverancia, lo escenifica una secuencia en la que, mientras una monja lee el relato de la perfecta alegría de San Francisco, Marie estalla contra su cuidadora; un acto que se repite una y otra vez. La moraleja del texto coincide con la del film, pues ambos apuntan a que la felicidad está en dar lo mejor de uno mismo a los demás, independientemente de la respuesta que se reciba.

La historia de Marie Heurtin (fotograma)