3 estrellas
6
Las cinco personas que conoces en el cielo
Título original: The Five People You Meet in Heaven
Año: 2004
País: Estados Unidos
Duración: 160 min.
Género: Drama
Categoría: Simbología cristiana
Calificación moral: +7
Director: Lloyd Kramer
Guión: Mitch Albom
Música: David Hirschfelder
Fotografía: Kramer Morgenthau
Reparto: Jon Voight, Ellen Burstyn, Jeff Daniels, Dagmara Dominczyk, Steven Grayhm, Michael Imperioli

El veterano de guerra Ed, trabaja como encargado de mantenimiento del parque de atracciones Ruby Pier. De joven soñaba con ser ingeniero y no está satisfecho con la vida que ha tenido. Un día, su rutina es bruscamente alterada por un grave problema surgido en una de las atracciones, que amenaza con desplomarse sobre una niña. Ante la mirada atónita de la muchedumbre, Ed corre para salvarla… Éste será el final de su paso por la tierra y el principio de su itinerario en el cielo. Allí encontrará a cinco personas con las que se cruzó en el pasado, algunas sin él saberlo, que le ayudarán a interpretar su vida.

Lloyd Kramer dirigió este largometraje para la televisión, que aborda un complejo tema como es la eternidad, en la que muchos creemos, pero que el cine pocas veces ha acometido de manera directa y menos aún con éxito. Ciertamente no es sencillo representar aquello que no conocemos y, desde luego, tampoco es fácil vencer la incredulidad del espectador hacia temáticas de este tipo. La película está basada en la popular novela homónima de Mitch Albom, adaptada en un consistente libreto por el propio autor, mientras que el reparto lo encabeza Jon Voight, solventando su personaje con oficio.

Aunque el desarrollo de la cinta es algo lento, el conjunto es agilizado, en parte, por la premisa argumental de exponer cinco relatos -todos ellos resueltos a un nivel similar-, y por la habilidad del director para saltar entre distintas épocas de la existencia de Ed. La historia de amor de éste con su mujer es la trama más lograda de una propuesta, cuya narración a modo de cuento fantástico, es apuntalada por la magia que evoca el parque de atracciones y por una pictórica fotografía.

En esta audaz visión del cielo el protagonista debe poner fin a todo lo que le atormentó durante su vida, para poder avanzar. El guión de Albom habla de las pequeñas frustraciones por aquellas cosas que no salen como se espera, de la incidencia que cada uno tiene en los demás, de la necesidad de perdonar y ser perdonados, de la importancia de sacrificarse por otros y del valor eterno del amor. La presencia de Dios se evidencia, pero no de una forma palpable. Es un misterio que el arte, normalmente, ha esbozado simbólicamente.

Las cinco personas que conoces en el cielo (fotograma)