2,5 estrellas
5
Llena de gracia
Título original: Full of Grace
Año: 2015
País: Estados Unidos
Duración: 83 min.
Género: Drama, Histórico
Categoría: Bíblicas, Estrenos de 2016
Calificación moral: TP
Director: Andrew Hyatt
Guión: Andrew Hyatt
Música:
Fotografía: Gerardo Madrazo
Reparto: Bahia Haifi, Noam Jenkins, Kelsey Asbille, Merik Tadros, Taymour Ghazi, Eddie Kaulukukui

Han pasado diez años desde la Resurrección de Jesús y el cristianismo crece a un ritmo vertiginoso. La responsabilidad de guiar a la nueva Iglesia recae en Pedro, que se siente confundido y superado por los numerosos frentes abiertos. En busca de respuestas a tantas cuestiones, se traslada hasta el tranquilo y apartado lugar en el que reside María.

Escrita y dirigida por Andrew Hyatt, relata los últimos días de la vida de María con un estilo muy sobrio, que no se lo pone fácil al espectador. Se sitúa más cerca del cine de autor, que de los estándares del género bíblico. De limitadísimo presupuesto, la falta de recursos para la construcción de decorados está disimulada con el profuso empleo de primeros planos, en escenarios iluminados con una luz tenue y a la vez cálida, que potencian el tono intimista del film e invitan a la contemplación. Grabada con una temblorosa cámara en mano, es manifiesta la influencia visual de Malick, sobre todo en los flashbacks en los que María recuerda diversos momentos de su vida, que ayudan a oxigenar la trama, aunque algunos no estén rodados con la misma destreza que el resto.

Si bien, no es una película que vaya a tener un gran recorrido, es indudable su valor catequético. Nos relata los avatares de una Iglesia primitiva en la que surgieron cuestiones doctrinales de calado, como las relacionadas con los gentiles conversos, generando discrepancias entre aquellos primeros cristianos que, además, tenían que lidiar con las versiones distorsionadas que circulaban sobre Cristo.

La historia invita a mirar hacia los orígenes, a redescubrir a Jesús de Nazaret para encontrar respuestas. Sobre el tiempo en el que se desarrolla, guarda similitudes con Pedro y Pablo, protagonizada por Anthony Hopkins, aunque aquella estaba principalmente centrada en el personaje de Pablo.

Llena de gracia (fotograma)

La Virgen María en el cine

Desde los inicios del séptimo arte, María ha tenido una mayor o menor repercusión en las distintas adaptaciones bíblicas dependiendo de la inspiración católica o protestante de las mismas. Fue magistralmente trasladada a la pantalla en La Pasión de Cristo y es indudable el poso que esta representación ha dejado en las producciones posteriores a la obra de Gibson. En Llena de gracia resulta patente el catolicismo del director, que realiza un interesante acercamiento a María, mostrada como el pilar sobre el que se sustenta Pedro para obtener la serenidad y templanza que necesita.