My Last Day
3 estrellasTítulo original: Watashi no Saishûbi (My Last Day)
Año: 2011
País: Japón
Duración: 9 min.
Género: Animación
Categoría: Jesucristo
Calificación moral:
Director: Barry Cook
Guión: Barry Cook
Música:
Fotografía:
Reparto:

La filmografía sobre Jesús de Nazaret es tan amplia, que alberga títulos de la singularidad de este anime acerca de sus últimas horas de vida, vistas a través de Dimas; el ladrón al que perdonó sus pecados desde la cruz. Lo primero que llama la atención de My Last Day, es la clara influencia estética de La Pasión de Cristo. La aportación de la obra de Mel Gibson ha sido de tal importancia, que su legado está quedando reflejado en las producciones de la misma temática, llevadas a cabo tras su estreno. También fue tomada como referencia Jesús, una película dirigida por John Krish y Peter Sykes, a finales de los años 70.

Al frente de este cortometraje está el norteamericano Barry Cook, responsable del film de Disney Mulan y de la ingeniosa Arthur Christmas: Operación regalo. En el currículum de Cook figura, además, su trabajo como supervisor de efectos especiales en clásicos de animación, como La bella y la bestia y Aladdin. Su presencia como realizador y guionista fue, por tanto, un importante plus para esta interesante propuesta desarrollada por Studio 4ºC; una versátil compañía japonesa, que hace una buena labor técnica. Pese al formato de dibujos animados, el conjunto está lejos de ser un producto apto para niños, al estilo de El hombre que hacía milagros, pues tiene momentos en los que la violencia es muy gráfica, especialmente, los correspondientes a la crucifixión.

La cinta comienza con una secuencia en la que Dimas, conocido como el Buen Ladrón, observa el azotamiento de Cristo tras los barrotes de su celda. Mientras es testigo directo del terrible castigo a un hombre justo, reflexiona sobre su turbio pasado. En sólo 9 minutos de metraje, asistimos al sacrificio de Cristo para la salvación del mundo, desde los ojos de alguien conmovido por sus obras, en esta historia de arrepentimiento y perdón, que consigue añadir una nueva pincelada, a un hecho narrado infinidad de ocasiones por el cine.

My Last Day (fotograma)