6
Noé
3 estrellasTítulo original: Noah
Año: 2014
País: Estados Unidos
Duración: 138 min.
Género: Drama, Histórico
Categoría: Bíblicas, Estrenos de 2014
Calificación moral: +13
Director: Darren Aronofsky
Guión: Darren Aronofsky, Ari Handel
Música: Clint Mansell
Fotografía: Matthew Libatique
Reparto: Russell Crowe, Jennifer Connelly, Ray Winstone, Anthony Hopkins, Emma Watson, Logan Lerman, Nick Nolte

El mal ha asolado al mundo desde que Adán y Eva sucumbieran al pecado. Por eso, Noé recibe el mandato divino de construir un gran arca, en la que proteger a su familia y a una pareja de cada especie, del inminente diluvio que va a destruir todo, para alumbrar un nuevo comienzo.

Hay que remontarse mucho tiempo atrás, en concreto a la década de los 60, para encontrar una producción sobre el Antiguo Testamento llevada a cabo por un gran estudio. Noé es la primera de la era digital con un amplio despliegue de medios y no defrauda con respecto al uso de la tecnología, para recrear pasajes como el del diluvio. La carcasa, no obstante, está más lograda que el contenido, que ha generado multitud de opiniones.

El realizador Darren Aronofsky, también autor del guión en colaboración de Ari Handel, inserta una serie de añadidos que no aparecen en la Biblia y que desconciertan. A bote pronto, lo que más llama la atención son unos enormes ángeles de roca, que parecen inspirados por Tolkien y cuya inclusión sería una interpretación libre del capítulo 6 del Génesis, en el que se hace mención a la existencia de “gigantes sobre la tierra”. Por otra parte, se modifican partes importantes del relato, como el hecho de que los tres hijos de Noé tuvieran esposas y en su versión sólo haya uno con pareja.

Más interés encierra la caracterización de Noé -aun con las debidas salvedades-, en el que se adivinan referencias a otros profetas. Es representado como un hombre familiar, bastante confundido por las excepcionales circunstancias y marcadamente taciturno, a la vez que fiel al Creador, en todo momento. Russell Crowe aprovecha su talento para darle la profundidad que precisaba, mientras que Jennifer Connelly, Emma Watson y Ray Winstone se esfuerzan para sacar partido de las mayores o menores posibilidades de sus personajes.

La película tiene fuerza y funciona bien como cine de evasión, aunque como adaptación bíblica está demasiado escorada al espectáculo. Conserva aspectos de indudable interés, pero el problema reside en que Aronofsky se ha tomado tantas licencias que, la suma de todas, acaba dando una idea distinta de lo que verdaderamente nos cuenta el Libro del Génesis.

Noé (fotograma)