7
estrellas-3-5
Título original: Peter and Paul
Año: 1981
País: Estados Unidos
Duración: 198 min.
Género: Drama, Histórico
Categoría: Bíblicas
Calificación moral: TP
Director: Robert Day
Guión: Christopher Knopf, Stan Hough
Música: Allyn Ferguson
Fotografía: Richard C. Glouner
Reparto: Anthony Hopkins, Robert Foxworth, Eddie Albert, Raymond Burr, José Ferrer, Jon Finch, David Gwillim, Herbert Lom
Pedro y Pablo
El destino de Pablo cambia bruscamente cuando, camino de Damasco, una luz cegadora le invita a seguir un rumbo muy diferente al que había llevado hasta entonces. De perseguidor de los cristianos, pasa a predicar en las calles y a ser perseguido. La desconfianza de los primeros seguidores de Jesús hacia él, desaparece cuando comprueban su sincera conversión. Pedro le ilustra en las enseñanzas y los hechos que rodearon a Jesús.
 
Gran interpretación de Anthony Hopkins, quien por entonces no tenía el prestigio que luego se ganó, pero que ya era un excelente actor. Está perfecto como Pablo en esta película para la televisión, bien escrita y ambientada. De echo, es uno de los filmes más destacados sobre las primitivas comunidades cristianas. Muestra los primeros desórdenes en una Iglesia sostenida por Cristo, las dificultades de aquellos cristianos, sus torpezas, sus dudas… también su ímpetu evangelizador y la valentía de una comunidad incipiente. El relato está más centrado en Pablo que en Pedro que, aparte de que aparece mucho menos, está algo exento de carisma.

Contenido cristiano
Las conversiones al cristianismo se han producido a lo largo de la historia en los casos más insospechados. En la época de Pablo, nadie hubiese esperado de él que dejase de perseguir a los cristianos para ayudarles a expandir su mensaje de salvación.

Las diferencias entre Pedro y Pablo con respecto a continuar con la tradición judía o desvincularse de ella, marcaron la primera división dentro de la nueva Iglesia. Al final, prevaleció la opinión de Pablo de Tarso que, apoyado por Bernabé, defendía que el cristianismo no debía depender del judaísmo.

Pedro y Pablo