9
Pena de muerte
4,5 estrellasTítulo original: Dead Man Walking
Año: 1995
País: Estados Unidos, Reino Unido
Duración: 122 min.
Género: Drama
Categoría: Congregaciones
Calificación moral: +18
Director: Tim Robbins
Guión: Tim Robbins
Música: David Robbins
Fotografía: Roger Deakins
Reparto: Susan Sarandon, Sean Pean, Robert Prosky, Raymond J. Barry, R. Lee Ermey, Celia Weston, Lois Smith

La hermana Helen recibe la carta de un preso que espera su ejecución en el corredor de la muerte, solicitándole que le consiga ayuda legal, o al menos, que le asista en esos momentos difíciles. En su ímpetu por ayudar a todo el que lo necesita, la religiosa accede a su petición y va a visitarle a la prisión, en donde le informan que está condenado por asesinar a una pareja de jóvenes. Eso no le hace dar marcha atrás y en sus charlas con el preso, que afirma ser inocente, intenta apaciguar su odio y ayudarle a encontrar la paz espiritual. Los padres de las víctimas le expresan su indignación por asistir al asesino de sus hijos, lo que le hace darse cuenta de que para que su labor sea completa, es imprescindible que se acerque también a ellos para auxiliarles en su sufrimiento.

Le película trata sin rodeos y sin manipulación la pena capital, mostrando el punto de vista de unos padres rotos por el dolor, del preso que vive la agonía de ver como su muerte se acerca y de la religiosa católica, situada en medio de ambas partes. Es una historia desgarradora que hace una intensa reflexión sobre la redención y la muerte, y sobre sentimientos como el odio, la venganza o el perdón, todo ello profundizando en los valores cristianos. Está basada en un libro autobiográfico escrito por la monja Helen Prejean, en el que plasmó sus experiencias en el corredor de la muerte. Helen es conocida por ser una activista incondicional contra la pena de muerte y contra cualquier tipo de eliminación de la vida, como el aborto o la eutanasia.

El film estuvo nominado a 4 Oscar, de los cuales ganó uno, el de mejor actriz para Susan Sarandon, que junto con Sean Pean, que estuvo nominado al Oscar a mejor actor, sostienen una historia contada sin artificios.

La pena de muerte ha sido tratada en varias ocasiones en el cine. Otro de los mejores acercamientos al tema fue La milla verde, en este caso utilizando elementos fantásticos, a partir de una novela de Stephen King.

El film reflexiona sobre la redención en un caso extremo; un asesinato difícil de perdonar para el hombre, pero no para Dios desde el infinito amor que nos tiene a cada uno de sus hijos. La religiosa, eso sí, le aclara al preso que las puertas del Cielo no están abiertas sin más, porque el perdón no es algo que se consiga gratuitamente, sino que tiene que ganárselo arrepintiéndose y asumiendo el mal que hizo.

El amor con el que Jesús cambió el mundo y que quiso inculcarnos, no tiene límites. Él nos pide que también amemos a nuestros enemigos, algo que a los padres de los dos jóvenes cruelmente asesinados, desde su condición humana, les resulta casi imposible. La película se posiciona claramente en contra de la pena de muerte, desde una visión honesta y objetiva, exponiendo que una muerte no puede justificarse por otra.

Pena de muerte (fotograma)