Prefiero el paraíso
3 estrellasTítulo original: Preferisco il paradiso
Año: 2010
País: Italia
Duración: 114 min.
Género: Drama, Biográfico
Categoría: Santos y beatos, Estrenos de 2012
Calificación moral: TP
Director: Giacomo Campiotti
Guión: Mario Ruggeri
Música: Marco Frisina
Fotografía: Marco Onorato
Reparto: Gigi Proietti, Francesco Salvi, Roberto Citran, Sebastiano Lo Monaco, Francesca Chillemi, Josafat Vagni

En el oratorio del sacerdote Felipe Neri nunca faltan las atenciones y la protección hacia los más necesitados. Tampoco la formación para los jóvenes con pocos recursos, a los que el religioso también acerca a la liturgia, con alegría y muchos cantos, en unos tiempos convulsos para la Iglesia católica.

La televisión italiana sigue produciendo biografías de santos y papas muy dignas, respaldadas por altos índices de audiencia. Esto ha propiciado que Prefiero el paraíso se haya estrenado en las salas de cine españolas, con una correcta reedición de la versión televisiva. La película cuenta con la dirección de Giacomo Campiotti y con el guión del debutante Mario Ruggeri, que se desmarca de la habitual hagiografía, aunque sin prescindir de pasajes algo convencionales. Sin embargo, son ciertamente excepcionales dentro de un relato, desarrollado con momentos de brillantez y salpicado por ingeniosos toques de humor. Por otra parte, Campiotti no puentea los milagros acaecidos en torno al clérigo, sino que los recoge y sale airoso del difícil reto.

El largometraje se centra en el contexto socio-religioso de la época y en el carisma de Neri, interpretado por Gigi Proietti. El experimentado actor italiano se luce en un papel que se prestaba a ello, representando a un hombre afable y optimista que, en primera instancia, esperaba ser enviado como misionero a las Indias. Su figura ya había sido trasladada a la pantalla, durante la década de los ochenta, en la cinta Sed buenos… si podéis, cuyo título estaba tomado de la famosa expresión del santo. Hay que apuntar, que esta nueva adaptación tiene la hondura y sutileza de las que adolecía la anterior.

A Felipe Neri le tocó vivir en una etapa de crisis dentro de la Iglesia, marcada por los Médici. Las luchas de poder de estos poco tenían que ver con la búsqueda de bienes espirituales y su modus operandi había contaminado a muchos eclesiásticos de Roma, arrastrándoles hacia la indiferencia. El film nos presenta a un sacerdote que toma un camino diametralmente opuesto, ejerciendo su labor mediante la caridad y acercando la fe al pueblo.

Este patrono de los educadores y humoristas, canonizado en 1622 por Gregorio XV, eligió estar al lado de los más humildes. Evitaba los honores hacia su persona y declinó su nombramiento como cardenal. Asimismo, fundó la Congregación del Oratorio y fue conocido como el “Apóstol de Roma”, por su reevangelización de la ciudad.

Prefiero el paraíso (fotograma)