6
Prueba de fuego
3 estrellasTítulo original: Fireproof
Año: 2008
País: Estados Unidos
Duración: 122 min.
Género: Drama, Romance
Categoría: Laicos, Protestantes
Calificación moral: TP
Director: Alex Kendrick
Guión: Alex Kendrick, Stephen Kendrick
Música: Mark Willard
Fotografía: Bob Scott
Reparto: Kirk Cameron, Erin Bethea, Ken Bevel, Stephen Dervan, Eric Young, Jason McLeod, Harris Malcom

En Albany, el capitán del cuerpo de bomberos Caleb Holt, se ha ganado el respeto de sus compañeros, a base de dedicación a su trabajo. En su vida personal, sin embargo, las cosas no le van tan bien pues, mientras asume constantes riesgos para salvar del fuego a desconocidos, no es capaz de esforzarse por su esposa Catherine. Al enterarse de sus problemas, su padre le regala un diario que debe seguir durante cuarenta días. Cada uno de ellos, tiene un propósito diferente, basado en una cita bíblica.

Prueba de fuego fue una de las grandes sorpresas de la taquilla estadounidense, en 2008. Producida con un limitado coste de 500.000 dólares, recaudó más de 33 millones, siendo la cuarta película más vista en la semana de su estreno. Su financiación corrió a cargo de Sherwood Pictures, una pequeña compañía ligada a la iglesia baptista de Sherwood, situada en Albany (Georgia). Alex Kendrick, pastor de esta comunidad, fue el encargado de dirigir este largometraje, que es ya el tercero en su filmografía, tras Flywheel y Gigantes hacia la victoria. Con este último ya logró una cierta repercusión, pero esta vez se ha superado a sí mismo, nuevamente con la colaboración en el guión de su hermano Stephen.

La historia trata los conflictos conyugales, desde una perspectiva cristiana, plasmada de un modo abiertamente didáctico. El relato sigue a un joven matrimonio sumido en una dinámica negativa, por la falta de compromiso de Caleb. El método que le proporciona su progenitor, consiste en aprender a amar al otro, por encima de uno mismo. Requiere dejar de lado los “parásitos” o “adicciones”, que nos separan de las personas a las que queremos. Caleb, además, tendrá que buscar más allá de los sentimientos para salvar su relación, a la vez que se verá obligado a formularse preguntas trascendentales que, hasta entonces, le había resultado más cómodo obviar.

Los argumentos desarrollados y su forma de exponerlos, convierten al título en no apto para escépticos. En ese sentido, el semanario cultural de Nueva York, Village Voice, criticaba y calificaba de conservador su mensaje, porque su protagonista, siendo “amable con su mujer”, no lo era consigo mismo, “al abandonar su sueño de tener un barco”. Obviamente, la visión que ofrece el film es completamente distinta a la de esta publicación, ya que nos propone liberarnos de las cadenas del materialismo, para poder amar sin condiciones.

Ninguno de los actores que figura en el reparto es profesional, a excepción de Kirk Cameron, conocido por su papel de adolescente en la serie Los problemas crecen. La mayoría son voluntarios de la iglesia de Sherwood, lo que da aún más mérito al éxito de la cinta. Sobre su aceptación por parte del público, Alex Kendrick declaró: “No tenemos la preparación ni somos lo bastante listos para hacer películas exitosas y escribir ‘best-sellers’. La única forma en que esto ha podido suceder es que, primero rezamos y luego Dios respondió de verdad a nuestras oraciones”.

Prueba de fuego (fotograma)