7
estrellas-3-5
Título original: Quo Vadis
Año: 1951
País: Estados Unidos
Duración: 171 min.
Género: Drama, Histórico
Categoría: Bíblicas
Calificación moral: +13
Director: Mervyn LeRoy
Guión: John Lee Mahin, S. N. Behrman, Sonya Levien
Música: Miklós Rózsa
Fotografía: Robert Surtees, William V. Skall
Reparto: Robert Taylor, Deborah Kerr, Leo Genn, Peter Ustinov, Patricia Laffan, Finlay Currie, Abraham Sofaer
Quo Vadis (1951)
El general Marco Vinicio regresa a Roma después de tres años de campaña. A su vuelta conoce a Lygia, hija adoptiva de un general retirado, de la que se enamora. Al enterarse de que sigue siendo esclava de Roma, acude a Nerón para pedirle que sea suya en compensación a sus éxitos en la guerra. El emperador accede a su petición y la joven, que profesa la nueva fe cristiana, pasa a sus manos. La actitud de Marco produce rechazo en Lygia, pero en su interior está enamorada de él.

Exitosa adaptación de la novela del polaco Henryk Sienkiewicz, que sitúa la acción en Roma, donde los primeros cristianos son perseguidos por Nerón. En el reparto destaca poderosamente la interpretación de Peter Ustinov, que da vida al emperador. Estuvo nominada a 8 Oscar, incluyendo el de mejor película, pero no logró llevarse ninguno. Obtuvo 2 Globos de Oro (fotografía -color- y actor de reparto -Peter Ustinov-).

Contenido cristiano
Quo Vadis se realizó en una época en la que se rodaron varias películas que situaban el cristianismo en el periodo romano, tales como La túnica sagrada o Ben-Hur. En todas ellas, se hace una confrontación entre el paganismo romano y el cristianismo, que eran opuestos, ya que los seguidores de Cristo creían en un solo Dios, y tenían como ideal la paz y la igualdad, frente al mundo romano de guerras y esclavos.

Muchos cristianos fueron martirizados en el circo de Roma para entretenimiento del público. De acuerdo con la historiografía cristiana, tras el Gran incendio de Roma del año 64, Nerón culpó a los cristianos de haber provocado el fuego y muchos fueron condenados.

Según la tradición cristiana, cuando el apóstol Pedro dejaba Roma huyendo de la persecución de Nerón, tuvo una visión de Cristo a quien le preguntó: “Quo vadis Domine?” (¿Adonde vas Señor?). Jesús le contestó: “A Roma, la ciudad que tú abandonas, para hacerme crucificar de nuevo”. El título del film procede de la pregunta de Pedro, que regresó a Roma donde, conforme a algunas fuentes históricas, fue crucificado cabeza abajo.

También aparece en la película Pablo de Tarso, que era ciudadano romano pese a ser hijo de judíos. Persiguió a los cristianos hasta que en el año 36, cuando se dirigía a Damasco, Dios frenó su camino repentinamente y se acabó convirtiendo en uno de sus discípulos más importantes. Murió decapitado, también durante el mandato de Nerón.

Quo Vadis (1951)