5
Santa Juana (La dama de hierro)
2,5 estrellasTítulo original: Saint Joan
Año: 1957
País: Estados Unidos, Reino Unido
Duración: 110 min.
Género: Drama, Biográfico
Categoría: Santos y beatos
Calificación moral: +7
Director: Otto Preminger
Guión: Graham Greene
Música: Mischa Spoliansky
Fotografía: Georges Périnal
Reparto: Jean Seberg, Richard Widmark, John Gielgud, Richard Todd, Anton Walbrook, Felix Aylmer, Archie Duncan

La joven Juana es entregada por sus compatriotas a manos de los enemigos de su patria, que la procesan bajo la acusación de herejía. Atrás quedaron sus grandes proezas en el campo de batalla, guiando a las tropas francesas a la victoria frente a los ingleses, pues entre los suyos pesan más sus errores tácticos, que sus hazañas y su indudable valentía.

Otto Preminger dirigió esta adaptación de la obra teatral homónima de George Bernard Shaw, que fue llevada al guión por el escritor Graham Greene. El punto de vista acerca de los hechos relatados difería entre Shaw y Greene, merced a la visión agnóstica del primero y el catolicismo del segundo. Su disparidad de pareceres está plasmada en la versión cinematográfica, en la que se evita inculpar de la condena de Juana a la Iglesia católica en general -al contrario que en la representación original-, acotando la responsabilidad a los jueces que dictaron sentencia. A pesar de estas cuestionadas modificaciones de Greene, no faltan ciertos elementos argumentales ambiguos.

La producción es conocida en castellano con los títulos de Santa Juana y La dama de hierro. Fue mal recibida por la crítica de la época y figura entre las películas menores de Preminger. El cineasta narra la historia valiéndose de varios flashbacks y con un estilo muy teatral, que prescinde de la escenificación de las batallas, integrándolas en la trama mediante elipsis. Aunque la propuesta tiene su interés, el conjunto es irregular, debido a errores como su excesivo y desequilibrado retrato del rey Carlos VII.

Para dar vida a la Doncella de Orleans se optó por la debutante Jean Seberg, entre unas dieciocho mil aspirantes al papel. La bella actriz se llevó un buen susto durante la filmación de la ejecución en la hoguera, por un fallo técnico que le hizo sufrir heridas menores. Cuando la cinta se estrenó en los cines, Seberg tan solo tenía dieciocho años; uno menos que Juana en el momento de su muerte.

Santa Juana (La dama de hierro) (fotograma)