4 estrellas
8
Dunkerque
Título original: Dunkirk
Año: 2017
País: Reino Unido, Holanda, Francia, Estados Unidos
Duración: 106 min.
Género: Bélico
Categoría: Estrenos de 2017
Calificación moral: +13
Director: Christopher Nolan
Guión: Christopher Nolan
Música: Hans Zimmer
Fotografía: Hoyte Van Hoytema
Reparto: Fionn Whitehead, Mark Rylance, Kenneth Branagh, Tom Hardy, Cillian Murphy, Barry Keoghan

En plena Segunda Guerra Mundial, cientos de miles de soldados se encuentran atrapados en las playas francesas de Dunkerque. Mientras esperan con impaciencia una evacuación, las tropas enemigas continúan estrechando el cerco sobre ellos.

Christopher Nolan se adentra por primera vez en el género bélico, escenificando unos hechos que conoce bien, pues su abuelo murió en la batalla de Dunkerque. El británico, además, acomete su primera película histórica, desplegando una propuesta organizada en tres tramas -desarrolladas en tierra, mar y aire-, que se alternan y solapan.

Narrativamente, la obra se desmarca de estructuras convencionales, avanzando con una intensidad que apenas da tregua y sin demasiados diálogos. Nolan ha buscado el máximo realismo, tratando de sumergir al espectador en el desconcierto y la angustia experimentados por unos soldados al borde del abismo. En su relato conviven minimalismo y épica, logrando una infrecuente combinación, al alcance de muy pocos cineastas. Tampoco es habitual, en una cinta de esta temática, la liviana violencia gráfica con la que transcurre.

La música de Hans Zimmer tiene una vital importancia en el conjunto y, consciente de ello, el compositor germano se ha empleado a fondo para componer una partitura que se adhiera al film, como una segunda piel. Asimismo, destaca el trabajo realizado en el resto de apartados técnicos, para dotar a la producción de un espectacular empaque visual.

La historia se hace eco de la solidaridad del conocido como “Espíritu de Dunkerque”, ligado a los acontecimientos contados. En el extremo opuesto, se muestra la deshumanizada lucha por la supervivencia individual, frente a la colectiva, aun a costa de justificar acciones ruines.

Estamos ante una de las grandes películas del año y ante el mejor largometraje de corte bélico, desde el estreno -hace casi veinte años- de las magistrales Salvar al soldado Ryan y La delgada línea roja.

Dunkerque (fotograma)