7
Hannah Arendt
3,5 estrellasTítulo original: Hannah Arendt
Año: 2012
País: Alemania, Luxemburgo, Francia
Duración: 113 min.
Género: Drama, Biográfico
Categoría: Estrenos de 2013
Calificación moral: +7
Director: Margarethe von Trotta
Guión: Margarethe von Trotta, Pam Katz
Música: André Mergenthaler
Fotografía: Caroline Champetier
Reparto: Barbara Sukowa, Janet McTeer, Julia Jentsch, Axel Milberg, Timothy Lone, Megan Gay, Nicholas Woodeson

La filósofa alemana de origen judío Hannah Arendt reside desde hace años en Estados Unidos, a donde llegó junto a su marido, huyendo de las atrocidades del Tercer Reich. Cuando el criminal nazi Adolf Eichmann es descubierto en Argentina y trasladado hasta Jerusalén para ser juzgado, Arendt se ofrece al The New Yorker para escribir sobre el proceso.

La directora germana Margarethe von Trotta vuelve a dejar patente su interés por los personajes femeninos, con un nuevo drama biográfico tras Visión, para el que otra vez ha contado con la sobria y eficaz Barbara Sukowa, en el papel protagonista. La película se centra en una mujer tan relevante y controvertida como Hannah Arendt, cuyas consideraciones sobre el proceso de Eichmann generaron una gran polémica. Mediante sus tesis sobre la banalidad del mal, trató de dar respuesta a la pregunta de por qué tantos alemanes se unieron a la irracionalidad nazi. En ellas evitó definir a Eichmann como un monstruo, determinando que era un hombre tremendamente gris que cumplía órdenes; una circunstancia que, unida a su cuestionamiento hacia algunos dirigentes judíos, causó un enorme revuelo.

El relato inserta imágenes reales del juicio a Eichmann y explica claramente la postura de Arendt -discípula de Heidegger-, con sus hipótesis sobre la naturaleza del mal, que separó del dolor que había sufrido en primera persona. Margarethe von Trotta evita el tedio que puede conllevar un biopic, centrándose en un capítulo concreto de la vida de Arendt, transcurrido entre 1960 y 1964. La realizadora demuestra tener un gran respeto por el espectador, al que invita a sacar sus propias conclusiones, después de proporcionarle un retrato lo suficientemente amplio de Arendt.

Hannah Arendt (fotograma)