3 estrellas
6
Un amigo para Frank
Título original: Robot & Frank
Año: 2012
País: Estados Unidos
Duración: 89 min.
Género: Comedia, Drama
Categoría: Estrenos de 2013
Calificación moral: +7
Director: Jake Schreier
Guión: Christopher D. Ford
Música: Francis and the Lights
Fotografía: Matthew J. Lloyd
Reparto: Frank Langella, James Marsden, Liv Tyler, Peter Sarsgaard, Susan Sarandon, Jeremy Strong

Frank vive en una solitaria casa en el bosque, muy lejos de sus hijos Hunter y Madison. El alzhéimer empieza a hacer mella en él y a sus retoños les preocupa su situación. Hunter le propone con insistencia la opción de ingresar en un centro para la tercera edad, pero Frank no está por la labor y declina la petición de su hijo. Tras la negativa, Hunter decide comprar un sofisticado robot para su progenitor, que está programado para cuidarle y realizar las tareas del hogar. En un primer momento, al anciano no le agrada demasiado la idea, pero después descubrirá la utilidad que puede proporcionarle su nuevo compañero.

Un amigo para Frank es una película realmente singular, por la confluencia de géneros que se dan en su desarrollo. Lo que al principio parece un relato a caballo entre la ficción y el drama sobre la vejez, más adelante gira hacia la comedia, cuando Frank decide emplear al robot para retomar sus antiguas fechorías como ladrón de guante blanco. Lo cierto es que el contenido dramático del conjunto es leve, sin dejar por ello de advertir sobre un mal común en nuestra época, como la desatención en el cuidado de los padres, una vez que no pueden valerse por sí mismos.

La cinta es una metáfora sobre la imposibilidad de la tecnología para reemplazar el afecto de los seres queridos, por mucho que cada vez existan más avances y el robot alivie la soledad en la que se encuentra inmerso Frank, que únicamente se relacionaba con una bibliotecaria. El largometraje ha sido llevado a cabo con un limitadísimo presupuesto, suplido con audacia por los debutantes Jake Schreier, como director, y Christopher D. Ford, que ha firmado su primer guión para el cine. Destaca también el trabajo del experimentado Frank Langella como protagonista, en esta atrevida visión de un futuro no muy lejano, cuya osadía argumental se agradece, especialmente ahora que abundan las secuelas y remakes.

Un amigo para Frank (fotograma)