3,5 estrellas
7
El extraordinario viaje de T.S. Spivet
Título original: L’Extravagant voyage du jeune et prodigieux TS Spivet
Año: 2013
País: Francia, Australia, Canadá
Duración: 105 min.
Género: Comedia, Drama
Categoría: Películas infantiles, Estrenos de 2014
Calificación moral: +7
Director: Jean-Pierre Jeunet
Guión: Jean-Pierre Jeunet, Guillaume Laurant
Música: Denis Sanacore
Fotografía: Thomas Hardmeier
Reparto: Kyle Catlett, Helena Bonham Carter, Judy Davis, Callum Keith Rennie, Niamh Wilson, Jakob Davies

En casa nadie presta mucha atención a T.S. Spivet, un chaval de diez años de una desbordante inteligencia. Su madre está demasiado absorta en sus investigaciones, mientras que su padre es un tosco vaquero, con el que no comparte muchas aficiones. También tiene una hermana adolescente que sueña con ser Miss América y que no deja de burlarse de él. Así es que, cansado de parecer invisible, cuando recibe la noticia de que ha ganado un prestigioso premio por su invento del movimiento perpetuo, abandona el rancho familiar de Montana para cruzar el país y asistir a la recepción, en la que se entregará el galardón.

A partir de una novela de Reif Larsen, el realizador francés Jean-Pierre Jeunet nos embarca en un imaginativo viaje, en el que se dan la mano la comedia -con momentos muy ingeniosos-, y el trasfondo dramático, por el trágico fallecimiento del hermano mellizo del protagonista. El guión lo ha escrito el propio Jeunet, conjuntamente con su compatriota y habitual colaborador, Guillaume Laurant. El relato guarda ciertas similitudes con La invención de Hugo, aunque difiere algo en el tono con respecto al título de Scorsese y, sobre todo, en algunos pasajes algo surrealistas.

El apartado visual tiene un peso muy importante en la película, gracias al encomiable trabajo de Thomas Hardmeier, que aporta una fotografía muy lograda a nivel cromático. El pequeño Kyle Catlett, por su parte, ha debutado en el cine con esta cinta, llevando el peso de una historia en la que confluyen lo cotidiano y lo extraordinario. Su trama hace hincapié en la superficialidad de la sociedad, a la vez que resalta el valor de la familia -por imperfectos que sean sus componentes- y la importancia de mirar de frente a las situaciones que se presentan.

El extraordinario viaje de T.S. Spivet (fotograma)