2 estrellas
4
Ice Age: El gran cataclismo
Título original: Ice Age: Collision Course
Año: 2016
País: Estados Unidos
Duración: 94 min.
Género: Animación
Categoría: Películas infantiles, Blue Sky
Calificación moral: TP
Director: Mike Thurmeier, Galen T. Chu
Guión: Michael J. Wilson, Michael Berg, Yoni Brenner
Música: John Debney
Fotografía:
Reparto:

Una vez más, Scrat la ha vuelto a liar en su infatigable caza de la escurridiza bellota. En esta ocasión, su tenaz persecución desencadena una sucesión de eventos cósmicos, que acaban provocando que un asteroide se dirija hacia la Tierra. De este modo, Manny, Diego, Sid y el resto de la manada emprenderán otra aventura, aún más complicada. Después de sobrevivir a la Edad de Hielo o a los temibles dinosaurios, ahora deberán evitar la colisión del meteorito.

Esta nueva película de Ice Age vuelve a hablarnos sobre la importancia de saber adaptarnos a los cambios de la vida, relatando los temores de Ellie y Manny ante el compromiso de su hija Melocotón con Julian -su enrollado yerno-, y el deseo de ambos de dejar el nido, para recorrer el mundo. Diego y Shira, por su parte, están planteándose tener un retoño, mientras que a Sid le da calabazas la perezosa con la que quería casarse para formalizar su relación, de unos pocos minutos. La trama, además, incluye a otros personajes de los anteriores filmes, como la abuela de Sid o la comadreja Buck que, al más puro estilo Armageddon, embarcará a la manada de Manny en una misión con pocas posibilidades de éxito.

El largometraje ha sido llevado a cabo por Mike Thurmeier -codirector de Ice Age 4: La formación de los continentes-, en colaboración con Galen T. Chu. Lejos de aportar nada nuevo, esta continuación parece un mero pretexto para seguir haciendo caja, estirando las posibilidades comerciales de una serie de entregas que han sido muy rentables. Lo cierto es que sobran secundarios y existe una alarmante falta de ideas. Ni siquiera Scrat resulta ya tan ocurrente pero, lo peor de todo, es la ausencia de una mínima base argumental.

Lástima que en Blue Sky, responsables de aquel título que entusiasmó al público hace casi tres lustros, hayan dejado caer su producto estrella hasta un nivel tan bajo. Aunque Thurmeier anunciase en su cuenta de Twitter que si la cinta tenía éxito, se lanzarían a por una sexta parte, esperemos que el considerable bajón en la taquilla con respecto a sus precedentes y las malas críticas, le hagan reconsiderar sus planes y éste sea el colofón de una franquicia, extenuada ya desde hace tiempo.

Ice Age: El gran cataclismo (fotograma)