8
El árbol de los zuecos
4 estrellasTítulo original: L’albero degli zoccoli
Año: 1978
País: Italia
Duración: 175 min.
Género: Drama
Categoría: Valores espirituales
Calificación moral: TP
Director: Ermanno Olmi
Guión: Ermanno Olmi
Música: Johann Sebastian Bach
Fotografía: Ermanno Olmi
Reparto: Luigi Ornaghi, Francesca Moriggi, Omar Brignoli, Antonio Ferrari, Teresa Brescianini, Giuseppe Brignoli

Finales del siglo XIX. En una campiña italiana de Bérgamo conviven varias familias que trabajan las tierras de un arrendatario, al que tienen que entregar dos tercios de la cosecha.

Ermanno Olmi, que ejerció como realizador, guionista y director de fotografía, recoge con un gran realismo la cotidianidad de una zona rural italiana. Además, denuncia la injusticia social que supone el duro trabajo de los jornaleros para que el arrendatario, siempre mostrado desde la distancia, se beneficie desproporcionadamente. Los actores que aparecen en este film de estilo neorrealista, eran auténticos campesinos de la provincia de Bérgamo. Olmi nos regala espléndidas estampas de las zonas rurales, a la vez que desarrolla el largometraje de una manera casi documental. Aunque excesiva en su metraje para lo poco que sucede, es una de esas películas que tienen la virtud de perdurar en la memoria del espectador.

Olmi construyó su obra a partir de los recuerdos de su infancia que le dejaron sus visitas a casa de sus abuelos y las historias que escuchó a los más ancianos. La película fue premiada con la Palma de Oro en Cannes y con el Premio del Jurado Ecuménico.

Los campesinos profesan una fe sencilla, dando una gran importancia a la oración. Su vida carece de bienes materiales que hoy consideramos imprescindibles, pero es realmente plena en cuanto a bienes espirituales. El sacerdote del pueblo, por su parte, ejerce como guía espiritual para los protagonistas. Sin la necesidad de grandes discursos, orienta a sus feligreses con su consejo y con sencillas palabras llenas de autenticidad y cordura.

El árbol de los zuecos (fotograma)