4,5 estrellas
9
Milagro en Milán
Título original: Miracolo a Milano
Año: 1951
País: Italia
Duración: 92 min.
Género: Comedia, Drama
Categoría: Películas con valores
Calificación moral: TP
Director: Vittorio De Sica
Guión: Vittorio De Sica, Cesare Zavattini, Suso Cecchi D’Amico, Mario Chiari, Adolfo Franci
Música: Alessandro Cicognini
Fotografía: G. R. Aldo
Reparto: Emma Gramatica, Francesco Golisano, Paolo Stoppa, Guglielmo Barnabò, Brunella Bovo, Anna Carena, Alba Arnova

Tras morir su madre adoptiva y pasar por un orfanato, Totó comienza a vivir en un barrio de chabolas a las afueras de Milán, junto con otros pobres. Un día por casualidad descubren que bajo el suelo hay petróleo, lo que les enfrentará a un poderoso empresario, empeñado en desalojarles de su hogar.

Sobresaliente muestra del cine neorrealista de Vittorio De Sica, que incluye elementos fantásticos. La historia está cargada de esperanza y buenos sentimientos, siendo a la vez una lúcida reflexión sobre la pobreza y las desigualdades sociales. Los efectos especiales resultan tan arcaicos que le dan más gracia a esta divertida comedia, pero en su día costaron más que el resto de la película y causaron un desequilibrio en el presupuesto. Fueron realizados por Ned Mann, llegado expresamente desde Estados Unidos.

Si en este largometraje De Sica muestra la Italia de la posguerra, años antes había rodado durante la misma ocupación nazi de Roma, La puerta del cielo. El Vaticano, que financiaba el film, llegó a un acuerdo con el director italiano para que contratara a judíos y otros refugiados entre sus actores, técnicos y extras. Por otra parte, decidieron alargar al máximo el rodaje a la espera de la llegada de los aliados. Pío XII envió como delegado de la producción a Giovanni Montini, quien posteriormente sería Pablo VI. Entre todos consiguieron salvar la vida de unos 300 judíos.

Milagro en Milán fue premiada con la Palma de Oro en Cannes en 1951 (ex aequo con La señorita Julie).

Milagro en Milán (fotograma)