9
Un condenado a muerte se ha escapado
4,5 estrellasTítulo original: Un condamné à mort s’est échappé ou Le vent souffle où il veut
Año: 1956
País: Francia
Duración: 99 min.
Género: Drama
Categoría: Valores espirituales
Calificación moral: +7
Director: Robert Bresson
Guión: Robert Bresson
Música: Wolfgang Amadeus Mozart
Fotografía: Léonce-Henri Burel
Reparto: François Leterrier, Charles Le Clainche, Maurice Beerblock, Roland Monod, Jacques Ertaud

Lyon, 1943. Fontaine, miembro de la Resistencia francesa durante la ocupación nazi, es apresado y encarcelado por la Gestapo. Desde el primer momento en que es privado de la libertad y ante la amenaza de ser condenado a muerte, planeará su huida del penal.

Adaptación de los hechos reales que vivió André Devigny, que él mismo plasmó en su autobiografía. Robert Bresson llevó al cine sin ningún tipo de ornamentos, como advierte al principio del film, el relato de Devigny, llamado Fontaine en la película. El director francés consigue crear una atmósfera de tensión creciente, a la vez que retrata con minuciosidad la preparación de la fuga del preso. Presta mucha atención a los detalles y a los sonidos, infundiendo la sensación de riesgo de la fuga que planea Fontaine y el agobio que vive al estar encerrado entre cuatro paredes. Estupenda metáfora sobre la esclavitud y la lucha por la libertad física y espiritual. Premio al mejor director en el Festival de Cannes.

Fontaine, algo escéptico en torno a la fe, recibirá el consejo espiritual de un pastor. No comprende muy bien el modo de actuar de Dios en la situación extrema vive. El pastor le escribe el pasaje del evangelio en el que hablan Nicodemo y Jesús, y Éste afirma que “El viento sopla donde quiere” (Jn 8,3). Al igual que el viento, Dios está presente, aunque no lo veamos y no sepamos como va a actuar, pues no podemos conocer su voluntad.

Un condenado a muerte se ha escapado (fotograma)