Gaviota

Fotografía: Paco CT (Flickr)

“Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas?” (Mateo 6, 26)

¿Cómo vamos a volar?

¿Cómo vamos a volar?
si tenemos llena el alma
de tanta carga pesada
de tantas esclavitudes…

¿Cómo vamos a volar?
si concentramos las fuerzas
en construir un gran muro
entre la Vida y nosotros…

¿Cómo vamos a volar?
si tenemos tanto miedo
de desprendernos de todo
lo que hemos ido tejiendo
a lo largo de una vida.

Y Tú nos dices que ahora
es a Ti a quien corresponde
el ceñir nuestra cintura
y ponernos en camino.

Y comenzar a vivir
en un avanzar constante
donde el alma se aligera
y se eleva sobre el suelo

Donde ya no somos nadie
pero, a la vez, somos TODO.
Donde volamos, sabiendo
que nos sostiene en el aire
tu inefable libertad:
la de los hijos de Dios.

 
“El Señor soberano es mi fuerza, él me da piernas de gacela y me hace caminar por las alturas.” (Ha 3, 19)