En 1981 fue la última vez que salió de su santuario la venerada imagen del Cristo de la Victoria. Lo ha hecho en contadas ocasiones -solo dieciséis- y por causas muy concretas, desde su llegada a Serradilla hace trescientos setenta y cinco años. Este aniversario, que ha coincidido con el Jubileo de la Misericordia, ha motivado esta histórica procesión, suspendida en un primer momento por el agua que caía. Finalmente, se reorganizó por la tarde y los peregrinos que aún no habíamos regresado a casa asistimos al acontecimiento junto a los serradillanos, que adornaron todas las calles del recorrido. Aunque la lluvia volvió a aparecer, provocando varias interrupciones, no evitó una cálida acogida en cada lugar por donde pasó el Cristo Bendito.

Cristo de la Victoria

Estandarte

Cristo de Serradilla

Devotos

Clavel

Pasando bajo un arco de flores

En blanco y negro

Gentío

Cristo Bendito

Contraluz