2,5 estrellas
5
Con un pie en el cielo
Título original: One Foot in Heaven
Año: 1941
País: Estados Unidos
Duración: 108 min.
Género: Drama, Biográfico
Categoría: Simbología cristiana, Protestantes
Edad: TP
Director: Irving Rapper
Guión: Casey Robinson
Música: Max Steiner
Fotografía: Charles Rosher
Reparto: Fredric March, Martha Scott, Beulah Bondi, Gene Lockhart, Elisabeth Fraser, Harry Davenport

Los planes de William de dedicarse a la medicina dan un vuelco cuando siente la llamada de Dios. Nada más casarse y ser ordenado pastor metodista, se traslada con su mujer, Hope, desde Canadá a una zona rural de Iowa, donde se hace cargo de una iglesia con problemas. Una vez allí, tanto Hope como él deberán adaptarse a las costumbres locales y a las incomodidades de la austera casa parroquial.

Este drama biográfico tiene su origen en un libro escrito por Hartzell Spence, basándose en su progenitor, el predicador metodista William Spence. Con un tono suave, la cinta nos cuenta los avatares del día a día de un pastor muy entregado a su tarea, que también ejerce como padre. Precisamente, su familia constituye su principal apoyo. Por un lado, su abnegada esposa le respalda sin fisuras -renunciando a algunos de sus deseos- y, con más dificultad, sus hijos hacen lo mismo. Mientras William cultiva la tierra, todos se sacrifican por estar vinculados a la figura que representa, estando metafóricamente con un pie en el cielo para dar ejemplo.

La historia nos muestra a un religioso, interpretado por Fredric March, con una rígida visión del cristianismo, propia de otra época. Tanto es así que no quiere que sus hijos vayan a bailar o al cine. Respecto a esto último, hay una destacada secuencia donde asiste con su hijo Hartzell a la proyección de un wéstern mudo (The Silent Man, de William S. Hart) y su rechazo inicial termina convirtiéndose en fascinación. El relato se vale de este capítulo para poner en liza las diferencias generacionales y remarcar cómo los mayores pueden aprender de sus descendientes.

Es curioso que esta producción, dirigida por Irving Rapper, recibiera una única nominación al Óscar justo en la categoría de mejor película. Su trama comienza en 1904 y sigue a la familia del pastor por los distintos sitios donde este desarrolla su ministerio. La narración acaba ahogándose, en parte, en su estructura episódica, sin embargo, el film resulta agradable de ver.

Con un pie en el cielo (fotograma)