3,5 estrellas
7
El instante más oscuro
Título original: Darkest Hour
Año: 2017
País: Reino Unido, Estados Unidos
Duración: 125 min.
Género: Drama, Biográfico
Categoría: Estrenos de 2018
Calificación moral: +13
Director: Joe Wright
Guión: Anthony McCarten
Música: Dario Marianelli
Fotografía: Bruno Delbonnel
Reparto: Gary Oldman, Kristin Scott Thomas, Ben Mendelsohn, Lily James, Ronald Pickup, Stephen Dillane

Mayo de 1940. Winston Churchill es nombrado como primer ministro del Reino Unido, en un momento crítico de la Segunda Guerra Mundial. Los nazis tienen rodeado al ejército inglés desplegado en Francia y amenazan con invadir el territorio británico. Churchill deberá decantarse por firmar un acuerdo de paz con Alemania o luchar contra el terror impuesto por Hitler.

El instante más oscuro es una de esas películas que todos los años se lanzan con el punto de mira puesto en la temporada de premios. Responde a un tipo de producción que suele contar con unos excelentes recursos técnicos y, por supuesto, con actores entregados a personajes destinados a aumentar su prestigio. En esta cinta, gran parte de los focos se dirigen hacia Gary Oldman, en su caracterización de Churchill. Había un evidente riesgo de que su interpretación pudiera quedar sepultada bajo el maquillaje, pero no es así. De hecho, el trabajo de Oldman y la labor del departamento de maquillaje le han deparado al film los 2 Oscar que ha recibido.

El relato se aproxima a un capítulo crucial de la historia de Europa en el siglo XX, complementando los hechos narrados por Christopher Nolan en Dunkerque. Uno de los grandes aciertos del largometraje está en la claridad con la que se presenta la situación vivida por el Reino Unido, cuyos dirigentes tienen que elegir entre aceptar las condiciones de paz de los alemanes o plantarles cara, pese al peligro de ser derrotados y correr la misma suerte que otras naciones europeas.

La otra gran virtud de la obra reside en la representación de Churchill, que es mostrado -no sin cierta ironía- como un hombre malhumorado, impulsivo, intimidante y alcohólico, pero como un gran orador y un gobernante que asume su responsabilidad. También se expone la inestabilidad política del país, con un primer ministro más arropado por la oposición que por los miembros de su propio partido, donde no faltan conspiraciones para derrocarle.

La película es muy eficaz como entretenimiento de calidad, aunque en su parte final sobra un pasaje que, si bien puede resultar atractivo, compromete la credibilidad del conjunto. Ha sido dirigida por el realizador de Orgullo y prejuicio, Joe Wright, que se ha redimido de su pinchazo con Pan: Viaje a Nunca Jamás.

El instante más oscuro (fotograma)