3 estrellas
6
The Way Back
Título original: The Way Back
Año: 2020
País: Estados Unidos
Duración: 108 min.
Género: Drama, Deportivo
Categoría: Estrenos
Edad: +13
Director: Gavin O’Connor
Guión: Brad Ingelsby
Música: Rob Simonsen
Fotografía: Eduard Grau
Reparto: Ben Affleck, Al Madrigal, Janina Gavankar, Michaela Watkins, Brandon Wilson, Will Ropp

Jack Cunningham es una leyenda del baloncesto de su instituto, pero en la actualidad, divorciado y con problemas con el alcohol, atraviesa su peor momento, mientras se gana la vida trabajando en la construcción. En plena cuesta abajo, es requerido por el padre Edward Devine para suplir la baja del entrenador del equipo de Bishop Hayes, su antigua escuela. Pese a no recibir la propuesta con entusiasmo, acaba aceptando hacerse cargo de un descompensado grupo de jugadores, aun dudando de si está realmente preparado para el reto.

Se nota que el guionista, Brad Ingelsby, sabe de lo que escribe, pues estudió en un instituto católico, tiene un hermano entrenador de baloncesto universitario y su padre, Tom Ingelsby, jugó en la NBA. Si a esto le sumas que las adicciones del protagonista, representado por Ben Affleck, guardan relación directa con las conocidas dificultades con el alcohol del actor, el resultado es un realista drama deportivo.

Aunque al principio del film parezca que su realizador, Gavin O’Connor, se va a adherir al esquema clásico del género, opta -en parte- por desmarcarse, relegando los partidos a un segundo plano y centrándose en Jack. Éste encuentra una inesperada motivación al dirigir a un desnortado equipo e inculcar disciplina a sus componentes, unos adolescentes de un barrio de clase obrera. También trata de transmitirles el espíritu competitivo que atesoraba como jugador y que necesitan para ganar. Se preocupa especialmente por el talentoso base titular, Brandon, un tímido chico negro que todavía no es consciente de sus cualidades.

En Estados Unidos apuestan por infundir los valores del deporte a los jóvenes. Sorprende las infraestructuras con las que cuentan. En el centro católico donde Jack es contratado, además, dan prioridad a la formación sobre las victorias. Así se lo traslada al malhablado entrenador el capellán de los Bishop Hayes, cuya abnegación tiene su punto de gracia.

Ben Affleck, en un papel que le interpela de lleno, entrega una de las mejores interpretaciones de su carrera. Su apagada mirada es la de un hombre hundido. Refleja la tristeza de un personaje que no sólo ha perdido la fe en sí mismo y en la bondad de Dios, sino que ha interiorizado una amarga frustración. Su pasado le está acarreando una costosa factura, pero aún hay tiempo para su redención. El baloncesto abrirá una rendija de luz en su existencia, sin embargo, los éxitos de su equipo serán insuficientes. Tendrá que ser él quien remonte el partido de su vida.

The Way Back (fotograma)