3 estrellas
6
Astérix: El golpe del menhir
Título original: Astérix et le coup du menhir
Año: 1989
País: Francia, Alemania del Oeste
Duración: 81 min.
Género: Animación, Aventuras, Comedia
Categoría: Películas infantiles
Edad: TP
Director: Philippe Grimond
Guión: Yannik Voight, Adolf Kabatek
Música: Michel Colombier
Fotografía:
Reparto:

Una y otra vez, los súbditos del César intentan abordar sin éxito a los irreductibles galos. Estos se resisten al poder de Roma, gracias a la fuerza sobrehumana que les proporciona la poción mágica preparada por su druida. Por eso, los romanos planean el secuestro de este, encomendando la misión a cuatro legionarios. Cuando los soldados tratan de atrapar a Panorámix, mientras pasea por el bosque, se ven sorprendidos por la contundente respuesta de Obélix, en forma de un menhir lanzado contra ellos. El problema es que el pedrusco cae justo encima del anciano, que pierde la memoria tras el impacto.

La historia se articula a partir de los cómics El adivino y El combate de los jefes, este último uno de los más redondos de los autores franceses René Goscinny y Albert Uderzo. El relato nos presenta a unos galos más vulnerables que nunca ante el invasor. Conscientes de su debilidad frente al enemigo, Astérix y Obélix asisten con paciencia a los desvaríos del druida, confiando en que recuerde la receta de la poción mágica. Los romanos, por su parte, envían a uno de los suyos para conocer lo que se cuece en la aldea. El espía se adentrará en la misma disfrazado de árbol, con un amistoso búho como inesperado compañero.

Los contratiempos de los galos, sin embargo, no acabarán ahí ya que, en medio de una tormenta, irrumpe en la aldea un misterioso hombre llamado Prolix. Afirmando ser un adivino se aprovecha del carácter supersticioso de los vecinos del lugar, que carecen no solo de la fuerza que les procura Panorámix, sino de su sabiduría. Salvo Astérix y su fiel amigo Obélix, todos quedarán embelesados al escuchar la palabrería del astuto charlatán, que les agasaja con generosas predicciones sobre su futuro, a cambio de comida y regalos.

La cinta incluye algunas secuencias surrealistas poco conseguidas, que representan los delirios del druida. Destaca la cuidada animación, con unos fondos muy definidos y un empleo de colores con los que se contribuye, acertadamente, a generar la atmósfera adecuada para cada momento. El largometraje fue dirigido por el francés Philippe Grimond, en su única incursión como realizador.

Astérix: El golpe del menhir (fotograma)