3,5 estrellas
7
Kung Fu Panda 2
Título original: Kung Fu Panda 2
Año: 2011
País: Estados Unidos
Duración: 91 min.
Género: Animación, Aventuras
Categoría: Películas infantiles, DreamWorks
Calificación moral: TP
Director: Jennifer Yuh
Guión: Jonathan Aibel, Glenn Berger
Música: John Powell, Hans Zimmer
Fotografía:
Reparto:

Shifu informa a los suyos de la derrota del maestro Rhino, a manos de Lord Shen. Éste quiere conquistar China y poner fin al kung fu, con la ayuda de una peligrosa arma. Po y los Cinco Furiosos, una vez más, unirán sus fuerzas para tratar de acabar con la amenaza que se ha desatado y entregar a Shen a la justicia.

Esta digna secuela de Kung Fu Panda continúa explotando el gran carisma de su protagonista, un oso comilón y bastante patoso, que también es todo un maestro de las artes marciales. Al principio de la historia, Po comienza a tener recuerdos confusos sobre sus orígenes, que deberá ir descifrando para conocer su verdadera identidad. A su padre adoptivo, el señor Ping, no le quedará más remedio que contarle cómo llegó hasta su restaurante en una cesta y le crio como a un hijo. Su relación paterno-filial es uno de los puntos más logrados de la trama y aporta profundidad al personaje de Po. El arco dramático del panda se completa con el camino hacia la paz interior que deberá seguir, con el fin de lograr el equilibrio que necesita.

La película avanza a un ritmo trepidante, impulsada por numerosas escenas de acción y momentos muy simpáticos. A nivel visual utiliza gráficos en 2D al comienzo y al final, y como recurso para representar los flashbacks incluidos en el relato. El villano de la función es un pavo real, escoltado por un batallón de lobos con pocas luces. Al parecer, la recreación del pavo resultó todo un desafío para los animadores. El apartado musical, por su parte, es de primera, gracias a la suma del talento de John Powell y Hans Zimmer.

La producción supuso el estreno como directora de la estadounidense, nacida en Corea, Jennifer Yuh, tras desempeñar otros cargos en DreamWorks. Su debut no pudo ser mejor, pues el largometraje superó los 650 millones de dólares, con una importantísima incidencia en China y otros países orientales. Además, estuvo nominado al Oscar en el apartado de animación.

Kung Fu Panda 2 (fotograma)