3,5 estrellas
7
La princesa prometida
Título original: The Princess Bride
Año: 1987
País: Estados Unidos
Duración: 98 min.
Género: Aventuras
Categoría: Películas infantiles
Calificación moral: TP
Director: Rob Reiner
Guión: William Goldman
Música: Mark Knopfler
Fotografía: Adrian Biddle
Reparto: Robin Wright, Cary Elwes, Mandy Patinkin, Chris Sarandon, Christopher Guest, Wallace Shawn

Un muchacho enfermo recibe en casa la visita de su abuelo, que llega con la intención de leerle un libro sobre épicas luchas y romances. Pese a que el chico no muestra mucha atención al principio, poco a poco, comienza a sentirse cautivado por la historia narrada por el anciano. El relato le transporta hasta el lugar donde los caminos de Westley y su amada Buttercup se separan, una vez que el primero decide partir hacia otras tierras en busca de fortuna. Años más tarde, Buttercup, creyendo que su enamorado ha muerto, se promete con el príncipe Humperdinck; un hombre al que no ama. Pero la futura princesa es secuestrada por unos granujas y, justo entonces, regresa Westley para rescatarla.

Aunque a día de hoy La princesa prometida está considerada como una película de culto, lo cierto es que no tuvo demasiado éxito en su estreno en los cines. Sería después, con su lanzamiento en alquiler y sus posteriores pases en televisión, cuando la popularidad de este cuento medieval empezaría a crecer entre el público, alimentada por el indudable encanto de la producción. Las entretenidas aventuras de la cinta gravitan en torno a una trama amorosa hábilmente aderezada con momentos de comedia, un oportuno halo de fantasía y con la acción aportada por los combates de espadachines.

William Goldman trasladó su obra más famosa al guión de este clásico, dirigido por Rob Reiner. El escritor proporciona un interesante elenco de personajes, con ilustres contribuciones como las del espadachín Íñigo Montoya, el milagrero interpretado por un irreconocible Billy Crystal o el coloso Fezzik. A éste le dio vida André el Gigante, quien más allá de su aspecto intimidante estaba aquejado por problemas de espalda, que le incapacitaban siquiera para coger a la princesa, sin la ayuda de unos cables.

La banda sonora fue compuesta por Mark Knopfler, cantante y guitarrista del grupo británico Dire Straits. El tema principal del film, Storybook Love, estuvo nominado al Oscar a la mejor canción original, que se llevaría el musical Dirty Dancing. En el capítulo de galardones destaca el Premio del Público a la mejor película en el Festival de Toronto.

La princesa prometida (fotograma)