3 estrellas
6
¡Piratas!
Título original: The Pirates! In an Adventure with Scientists!
Año: 2012
País: Reino Unido, Estados Unidos
Duración: 88 min.
Género: Animación, Aventuras
Categoría: Películas infantiles, Aardman, Sony
Calificación moral: TP
Director: Peter Lord, Jeff Newitt
Guión: Gideon Defoe
Música: Theodore Shapiro
Fotografía: Frank Passingham
Reparto:

El barbudo Capitán Pirata surca los mares, en compañía de su inenarrable tripulación. Lo cierto es que nunca tiene fortuna con sus fechorías, pero su ánimo no decae y espera lograr el premio a pirata del año, aun debiendo batirse contra oponentes tan difíciles como Black Bellamy y Cutlass Liz. Sin embargo, tras un fortuito encuentro con Charles Darwin sus planes cambian y su embarcación pone rumbo a Londres. Allí competirá junto a los suyos por un galardón de carácter científico, al que aspiran gracias a su mascota Polly, un ejemplar único de una especie de ave que se creía extinguida.

La película nos presenta a unos auténticos aficionados a la piratería, que intentan hacerse un nombre entre los saqueadores que operan en alta mar. Aunque sus habilidades son realmente reducidas, forman un sólido equipo, que confía ciegamente en las posibilidades de un capitán del que sus colegas de oficio se mofan. La entrada en escena de Darwin y, más adelante, del peculiar mono del científico, transformará sus perspectivas y les llevará a vivir grandes aventuras. No obstante, al llegar a Londres las cosas se complicarán para ellos por las intenciones ocultas de Darwin y la oscura fijación de la reina Victoria hacia los piratas.

Después de Arthur Christmas: Operación regalo, el estudio británico Aardman Animations, con sede en Bristol, regresó al stop motion que ha caracterizado su producción, complementando esta técnica mediante animación por ordenador, principalmente, para representar el cielo y el mar.

Al frente de la cinta estuvieron Jeff Newitt y Peter Lord, codirector de Chicken Run: Evasión en la granja. El guión, por su parte, lo elaboró el escritor Gideon Defoe, adaptando sus propias novelas. Tal vez por la inexperiencia cinematográfica de Defoe, la historia no transcurre de un modo demasiado original, aunque no por ello deja de resultar entretenida. La moraleja del relato está en que el verdadero tesoro -al menos, uno de ellos- es la amistad.

El título fue nominado al Oscar en la categoría de mejor largometraje de animación, que se llevó Pixar con Brave.

¡Piratas! (fotograma)