3 estrellas
6
Ratónpolis
Título original: Flushed Away
Año: 2006
País: Reino Unido, Estados Unidos
Duración: 85 min.
Género: Animación, Aventuras, Comedia
Categoría: Películas infantiles, Aardman, DreamWorks
Edad: TP
Director: David Bowers, Sam Fell
Guión: Dick Clement, Ian La Frenais, Christopher Lloyd, Joe Keenan, William Davies
Música: Harry Gregson-Williams
Fotografía: Brad Blackbourn, Frank Passingham
Reparto:

Roddy es un refinado ratón doméstico, de la alta sociedad, que vive en una cómoda casa de un barrio londinense. Cuando sus dueños se van de vacaciones se prepara para pasar unos días de diversión. Sin embargo, sus expectativas se frustran al irrumpir en su hogar un ratón de alcantarilla llamado Sid. Roddy intenta deshacerse de él arrojándolo por el inodoro, pero sus planes se vuelven en su contra y Sid le expulsa por el desagüe. Su accidentado viaje acaba en una gran ciudad habitada por roedores, donde conoce a la valerosa Rita, que huye de los mafiosos dirigidos por un malvado sapo, al que no le gustan nada los ratones.

La película supuso un giro importante en la filmografía de Aardman Animations, que había desarrollado sus trabajos anteriores en stop motion y cuyos responsables se decantaron por la animación por ordenador, tras valorar la complejidad que entrañaba la recreación de las grandes cantidades de agua que aparecen en el largometraje. Los personajes, aunque modelados en 3D, están construidos con la apariencia de plastilina para mantener el sello de identidad de la productora, que llevó a cabo el film en asociación con DreamWorks. Esta colaboración, iniciada con Chicken Run: Evasión en la granja, finalizaría precisamente con Ratónpolis, que no obtuvo la recaudación esperada.

La cinta ofrece entretenimiento en estado puro, con un altísimo ritmo y chistes muy graciosos. El guión contiene varios tópicos, pero cuenta con una plausible galería de secundarios, como el coro de babosas que interpretan la música adecuada para cada momento, la variopinta familia de Rita, los mafiosos con pocas luces o el grupo de agentes secretos franceses. La historia nos presenta a un ratón al que no le gusta complicarse, pese a estar en la más absoluta soledad, y que irá descubriendo los beneficios de salir de su zona de confort y relacionarse con los demás, aunque esto conlleve algunas dificultades.

Ratónpolis (fotograma)