3,5 estrellas
7
¡Rompe Ralph!
Título original: Wreck-It Ralph
Año: 2012
País: Estados Unidos
Duración: 101 min.
Género: Animación
Categoría: Películas infantiles, Walt Disney, Estrenos de 2012
Calificación moral: TP
Director: Rich Moore
Guión: Phil Johnston, Jennifer Lee
Música: Henry Jackman
Fotografía:
Reparto:

Ralph es un tipo grandullón al que le ha tocado ser el malo de un videojuego, en el que tiene que destruir un edificio que arregla Repara-Felix Jr. con su martillo mágico. Todos los méritos se los lleva el bueno de Felix, mientras que Ralph está cada vez más cansado de que su indispensable trabajo no sea valorado, después de 30 años de servicio. Poniendo en peligro la continuidad del juego se lanza a explorar otros mundos buscando algún reconocimiento. Accidentalmente acabará en Sugar Rush; un entorno demasiado edulcorado para alguien como él, donde conocerá a la pequeña Vanellope.

El planteamiento se desarrolla a partir de ideas similares a las de Toy Story, con personajes que cobran vida cuando los niños no están delante. Igualmente, temen ser olvidados por el paso del tiempo y, en este caso, sustituidos por la llegada a los recreativos de otras máquinas más modernas.

Uno de los grandes aciertos de la cinta es remarcar las diferencias entre los movimientos más rudimentarios de los juegos antiguos, con respecto a los sofisticados gráficos que existen hoy en día. También se señala la ingenuidad de los videojuegos primitivos frente a algunos de los actuales, representada en la singular relación entre el afable Felix y la sargento Calhoun; heroína de unas aventuras de ciencia ficción. A estos dos buenos secundarios, hay que sumarles a la impertinente y adorable Vanellope. La niña tiene algunos fallos en su código y, al igual que Ralph, no es aceptada por los que le rodean.

Si el cine de animación mira de reojo al público adulto, ¡Rompe Ralph! es un buen ejemplo de ello, pues su enérgica animación hace que sea entretenida para los pequeños y muchos mayores sentirán algo de nostalgia al recordar los juegos arcade de su época. Esta película de Disney tiene un cierto aire a Pixar. De hecho contó con la producción ejecutiva de John Lasseter; uno de los creativos más importantes de esta compañía.

Estuvo nominada al Oscar en la categoría de animación, que se llevaría un largometraje de Pixar que parecía ir más en la línea de Disney como Brave (Indomable), en un año en el que se cambiaron los papeles.

¡Rompe Ralph! (fotograma)