2,5 estrellas
5
¡Upsss! ¿Dónde está Noé...?
Título original: Ooops! Noah is Gone…
Año: 2015
País: Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Irlanda, Estados Unidos
Duración: 87 min.
Género: Animación
Categoría: Películas infantiles
Calificación moral: TP
Director: Toby Genkel, Sean McCormack
Guión: Toby Genkel, Richie Conroy, Mark Hodkinson, Marteinn Thorisson
Música: Stephen McKeon
Fotografía:
Reparto:

La llegada del diluvio universal es inminente y los animales deben refugiarse en un gran arca de madera que está construyendo Noé. Un nestrian y su hijo no figuran en la lista de pasajeros, pero se resisten a ser excluidos y consiguen colarse haciéndose pasar por familiares de dos grymps; madre e hija. Los más pequeños del nuevo e improvisado clan, el nestrian Finny y la grymp Leah, se quedan accidentalmente fuera de la nave. Mientras intentan sobrevivir, sus padres harán todo lo posible por recuperarlos.

Esta coproducción de varios países, principalmente europeos, nos relata una historia inspirada en el diluvio, narrada desde la perspectiva de los animales. Tras la dirección está el alemán Toby Genkel -quien acumula varios títulos en el ámbito de la animación-, en colaboración del debutante Sean McCormack.

Una de las singularidades de la película está en que la protagonizan unos animales ficticios, muy afables, llamados nestrian. Su colorido cuerpo presenta tonos naranjas, blancos y azules, y tienen una pequeña trompa. Son amigables, a diferencia de los individualistas y antipáticos grymps; también inventados por el guión. La trama se esfuerza por sacar partido de las diferencias entre ambos tipos de criaturas y apela a los beneficios del trabajo en equipo.

El film incluye algunos momentos divertidos, sobre todo en sus referencias visuales a videojuegos. Como anticipa el extraño título, sorprendentemente Noé no aparece por ninguna parte y son los propios animales los que dirigen el arca. El conjunto tiene un tono muy infantil y cuenta con una aceptable animación, sin embargo, a sus personajes les falta algo de carisma. Entre los secundarios, eso sí, eleva el nivel el “simpático” parásito que conocen Finny y Leah en su particular aventura.

¡Upsss! ¿Dónde está Noé...? (fotograma)