4,5 estrellas
9
Deseando amar
Título original: Faa yeung nin wa
Año: 2000
País: Hong Kong, China
Duración: 98 min.
Género: Drama, Romance
Categoría: Películas con valores
Calificación moral: +7
Director: Wong Kar-Wai
Guión: Wong Kar-Wai
Música: Michael Galasso, Shigeru Umebayashi
Fotografía: Christopher Doyle, Kwan Pun Leung, Mark Lee Ping Bin
Reparto: Maggie Cheung, Tony Chiu-Wai Leung, Ping Lam Siu, Tung Cho ‘Joe’ Cheung, Rebecca Pan

Chow Mo-wan, periodista de un diario local, se traslada a vivir a un edificio al que también se muda, justo el mismo día, una secretaria llamada Su Li-zhen. Los dos pasan mucho tiempo solos, porque sus respectivos cónyuges se ausentan con frecuencia, alegando motivos laborales. Más adelante descubren que, en realidad, sus parejas están manteniendo un idilio clandestino.

Con la llegada del nuevo siglo, el hongkonés Wong Kar-Wai presentó esta delicada historia de amor, elaborada con una sutileza y elegancia sin precedentes. La narración comienza en 1962 y transcurre en Hong Kong, donde los desconsolados Chow y Su encuentran aliento en la amistad que traban. Ambos disfrutan de su mutua compañía, mientras su relación va tornándose en enamoramiento. Pronto toman conciencia de sus sentimientos, pero saben que no son como sus consortes -ni desean serlo- y no quieren pagarles con la misma moneda. Su vínculo, no obstante, les convierte en objeto de las habladurías de un vecindario que va estrechando el cerco en torno a ellos.

El film escenifica el amor platónico de dos almas afligidas. Sus protagonistas se resisten, con pudor, a emular aquello que rechazan, pues no podrían paliar su dolor devolviendo el daño que han sufrido. Permanecen fieles a lo que consideran correcto -especialmente Su-, pese a una honda desazón ante matrimonios frustrados por la ingratitud y el egoísmo de sus parejas, cuyos rostros no se ven en ningún momento.

La riqueza cromática de los fotogramas de la cinta y la planificación de sus encuadres son sencillamente extraordinarias, un deleite para los sentidos. Se trata de una de las películas mejor fotografiadas de la historia. La terna de responsables de este apartado se recrea en los detalles y brinda imágenes que hablan por sí solas, aportando elocuencia a los silencios del relato. Los anhelos encarcelados de Chow y Su son representados mediante multitud de recursos visuales, como las rejas de uno de los lugares donde coinciden habitualmente.

Otro aspecto destacado de la obra es su banda sonora, que tiene la particularidad de incluir boleros de Antonio Machín. Las melodías del cantante hispano encajan a la perfección en este largometraje, principalmente ambientado en Shanghái, donde Wong Kar-Wai logra aunar las bondades técnicas con las argumentales, conformando una insólita propuesta en la que subyace el valor de la fidelidad.

Deseando amar (fotograma)