4,5 estrellas
9
Dos días, una noche
Título original: Deux jours, une nuit
Año: 2014
País: Bélgica, Francia, Italia
Duración: 95 min.
Género: Drama
Categoría: Películas con valores
Calificación moral: +13
Director: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Guión: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Música:
Fotografía: Alain Marcoen
Reparto: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Catherine Salée, Batiste Sornin, Pili Groyne, Simon Caudry

Sandra recibe la noticia de que va a perder su empleo, después de que sus compañeros hayan tenido que votar entre cobrar la paga extra o renunciar a la misma para que ella pudiera conservar su puesto. Tras convencer a su jefe de la conveniencia de una nueva votación por algunas irregularidades, contará con un fin de semana para conseguir el apoyo de la mayoría.

Partiendo de un planteamiento que recuerda al clásico del neorrealismo italiano Ladrón de bicicletas, los hermanos Dardenne firman otra obra maestra de cine social, en la coyuntura de la crisis económica que sufre Europa. Su película relata el drama al que se enfrenta Sandra, casada y madre de dos hijos, que se ha incorporado al trabajo tras superar una depresión.

En su difícil trance, la protagonista tendrá el incondicional apoyo de su marido. Éste le animará a luchar para apurar su última opción de conservar su empleo, aunque eso implique ir puerta por puerta, visitando a cada compañero de su fábrica. El talento de los directores belgas es más que suficiente para evitar que la situación resulte reiterativa y para que las decisiones de los trabajadores, obreros con recursos limitados, sean razonadas según sus realidades personales y familiares.

Los Dardenne han contado por primera vez con una estrella, la actriz francesa Marion Cotillard, enorme en cada gesto. Despojada de la pomposidad de Hollywood, interpreta a una angustiada madre de familia superada por los acontecimientos, en una historia que apela al valor de la solidaridad como vehículo para ser libres. El largometraje no tiene adornos, es directo desde el primer minuto de metraje, interpelando a cada espectador a responder cuál sería su postura ante la petición de Sandra.

Dos días, una noche (fotograma)