4,5 estrellas
9
El espíritu de la colmena
Título original: El espíritu de la colmena
Año: 1973
País: España
Duración: 94 min.
Género: Drama
Categoría: Películas con valores
Calificación moral: +13
Director: Víctor Erice
Guión: Víctor Erice, Ángel Fernández Santos
Música: Luis de Pablo
Fotografía: Luis Cuadrado
Reparto: Fernando Fernán-Gómez, Teresa Gimpera, Ana Torrent, Isabel Tellería, Ketty de la Cámara

Corren los años 40, en un pequeño pueblo castellano. Isabel y Ana, dos hermanas de ocho y seis años, respectivamente, asisten a la proyección de El doctor Frankenstein. La película deja tan impactada a Ana, que la cría comienza a formular insistentes preguntas sobre el monstruo que aparece en el film.

En su primer largometraje en solitario, Víctor Erice logró una de las grandes obras del cine español. Con un excepcional lirismo, acentuado por la fotografía de Luis Cuadrado, el cineasta traslada su historia a la posguerra española -poco después del final de la Guerra Civil-, reflejando en el ambiente el dolor y el odio que la contienda ha dejado. Los apagados rostros de los padres de Ana evidencian las consecuencias de la tragedia y de otros dramas de los que apenas sabemos nada.

En un caserón abandonado, Ana encuentra a un fugitivo que se esconde huyendo de represalias. Como sucedía con el monstruo y los habitantes del pueblo de la película que vio la pequeña, el fugitivo y los vecinos de Ana se profesan un gran temor nacido del desconocimiento mutuo, merced al cual el mal se responde con la misma moneda. Erice construye así una metáfora, sin partidismos, acerca de una terrible guerra entre hermanos. En el extremo opuesto sitúa la inocencia de una niña ajena a rencores y ajustes de cuentas, e incapaz de entender la violencia.

La jovencísima Ana Torrent representó el papel principal con una evidente naturalidad. Tal es así, que los nombres de los cuatro protagonistas tuvieron que coincidir con los de sus correspondientes intérpretes, porque la muchacha no distinguía entre realidad y ficción, y no comprendía por qué los actores se llamaban de manera diferente cuando grababan.

Es una lástima que la filmografía de Erice sea tan escasa, pese a que -colaboraciones y cortometrajes aparte- le hayan bastado tres cintas para convertirse en un director de culto. Al menos, siempre nos quedará la belleza de este alegórico y poético relato sobre la infancia, premiado con la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián.

El espíritu de la colmena (fotograma)