3 estrellas
6
Peter y el dragón
Título original: Pete’s Dragon
Año: 2016
País: Estados Unidos
Duración: 103 min.
Género: Aventuras, Fantasía
Categoría: Películas infantiles
Edad: +7
Director: David Lowery
Guion: David Lowery, Toby Halbrooks
Música: Daniel Hart
Fotografía: Bojan Bazelli
Reparto: Oakes Fegley, Bryce Dallas Howard, Robert Redford, Oona Laurence, Wes Bentley, Karl Urban

Hace cinco años, Peter quedó huérfano tras un accidente de tráfico en el que sus padres fallecieron. Desde entonces está instalado en el bosque con la única compañía de un gran dragón verde y permanece alejado de la civilización. Hasta que un día es descubierto por Natalie, la hija del dueño de una serrería y de una guarda forestal, llamada Grace. Esta nunca ha creído en los cuentos sobre criaturas fantásticas relatados con frecuencia por su anciano progenitor, sin embargo, cuando conoce al misterioso crío, quien dice haber vivido con un dragón, empezará a albergar dudas.

David Lowery está detrás de la dirección de este remake de Pedro y el dragón Elliot, que nos presenta una historia para un público familiar, acerca de un pequeño que perdió a sus padres a muy tierna edad. Precisamente este es el dramático punto de partida de la película y se agradece que se haya plasmado con tacto, mediante un oportuno empleo del fuera de plano.

El guion, escrito por el propio Lowery en colaboración con Toby Halbrooks, subraya el valor de estar abiertos a lo extraordinario, como hacen los niños. Este argumento se articula principalmente a través de Grace, cuya incredulidad será puesta a prueba por los acontecimientos.

El dragón está recreado con un aspecto afable y sensible, en las antípodas de la amenazante apariencia que podría tener a la vista de su tamaño. Su amistad con Peter se cimienta en el hecho de que ambos se necesitan para suplir un importante vacío afectivo. El chaval está interpretado por Oakes Fegley, que se revela como uno de los grandes aciertos del casting. Asimismo, destacan las aportaciones de Bryce Dallas Howard, como Grace, y del veterano Robert Redford, representando a su padre.

El film comienza a buen ritmo, pero baja el nivel en el tramo medio. Visualmente el resultado es notable, aunque cabría esperar un toque distintivo por parte de Lowery, tras el brillante envoltorio de su anterior cinta, En un lugar sin ley, cuya fotografía fue premiada en el Festival de Sundance. Se nota, no obstante, que se ha ajustado bastante al estándar de Disney. Por lo demás, el conjunto es agradable y contiene unos estimables valores familiares.

Peter y el dragón (fotograma)