Siloé

El Evangelio de Juan recoge la milagrosa curación de Jesús a un ciego de nacimiento en la piscina de Siloé. Aquel hombre no solo empezó a ver -que no es poco-, sino que renació a una nueva vida, porque abrió sus ojos a la luz de la fe. Ahí es donde está la clave de lo que nos cuenta Juan.

De este relato bíblico toma su nombre Siloé, un grupo de Valladolid formado por Fito Robles, Xavi Road y Jaco Betanzos. Ahora están embarcados en la gira Santa Trinidad, título de su nuevo álbum. No hacen música cristiana, pero en sus letras y en su puesta en escena no ocultan sus creencias. En relación a esto, el cantante y compositor Fito Robles decía en una entrevista en El Debate: «Es parte de lo que vivimos y no lo queremos separar de nuestra obra, porque sería injusto para nosotros mismos».

La vocación de la banda de plasmar en sus letras sus propias vivencias aporta autenticidad a sus trabajos. Se percibe en canciones como Todos los besos, Levita y ven o La verdad. La última está vinculada a sus inicios en 2016, cuando el proyecto daba sus primeros pasos con Fito como cantautor, y es una de las que más refleja su espiritualidad.

El grupo celebró el quinto aniversario de La verdad con un concierto en una parroquia de Valladolid, emitido por Instagram. En una noticia de El Norte de Castilla sobre el evento, hablaban de los complejos en torno a la fe que hay en el país y, respecto a ello, su vocalista decía: «Si Justin Bieber o Bono, de U2, dicen que creen en Dios es algo ‘cool’, pero si lo dice alguien en España no».

Las canciones de Siloé no suenan impersonales o prefabricadas. Todo lo contrario. Tal vez por eso, mientras estaban en La Palma ayudando como voluntarios a los afectados del volcán de hace dos años, Coldplay, que es un referente para ellos, compartió uno de sus temas en su Instagram. Después de aquello, según cuentan, les llegaron cientos de mensajes al móvil.

Siloé se desmarca de lo habitual al no cortarse en manifestar sus creencias, lo cual no es frecuente en el ámbito de la música nacional, porque parece que está mal visto. Sin embargo, justo por salirse de lo común, es algo que despierta curiosidad y suelen preguntarles por ello. En una entrevista, Fito respondía con naturalidad en el diario Público: «Es algo muy profundo lo que siento, Dios me ha rescatado de mucho y me ha dado también la vida».

Íñigo Quintero alcanzó el primer puesto mundial en Spotify con su canción Si no estás, en la que muchos han visto un significado religioso, sin que esto haya limitado su difusión. Cuando alguien se expresa con sinceridad se nota y hay poco que decir. Es lo que también pasa con Siloé, con letras que desprenden romanticismo y reflejan la vertiente espiritual de una banda que se mueve en ambientes seculares, llenando salas con una música potente, que abre los ojos y los oídos.