4 estrellas
8
The Quiet Girl
Título original: The Quiet Girl
Año: 2022
País: Irlanda
Duración: 94 min.
Género: Drama
Categoría: Películas con valores
Edad: +13
Director: Colm Bairéad
Guion: Colm Bairéad
Música: Stephen Rennicks
Fotografía: Kate McCullough
Reparto: Carrie Crowley, Andrew Bennett, Catherine Clinch, Michael Patric, Kate Nic Chonaonaigh

Los padres de Cáit tienen muchos hijos, pero ningún afecto hacia ellos. A sus nueve años, vive encerrada en una coraza de invisibilidad que se ha construido. Ante la inminente llegada de otro bebé a la familia, es enviada en verano a casa de unos parientes. Allí la acoge con cariño Eibhlín, la prima de su madre, mientras su marido Seán se muestra más distante.

Esta agradable película está ambientada en Irlanda, a principios de los ochenta. Su protagonista es una niña buena y tímida, que encuentra un auténtico hogar a cientos de kilómetros del sitio donde ha crecido. Su hábitat no cambia demasiado, pues se traslada de un entorno campestre a otro, pero sí las atenciones que recibe. Ese afecto contribuye a que comience a florecer lo mucho que hay en su interior.

El irlandés Colm Bairéad ha adaptado con sensibilidad la novela Foster, escrita por su compatriota Claire Keegan. De hecho, se trata de un film muy irlandés, rodado principalmente en gaélico y con una bonita fotografía, en formato 4:3, que se recrea en los verdes parajes en los que transcurre la historia.

La cinta es pausada y aparentemente sencilla, en consonancia con la vida en el campo que retrata. Abundan los silencios -algunos más que elocuentes-, tanto en Cáit como en los familiares que la hospedan, que guardan un secreto del pasado. Estos tres personajes rezuman credibilidad, gracias a la riqueza de sus matices y a las interpretaciones de los actores. Ni siquiera se queda atrás Seán, aunque por su falta de receptividad inicial parezca que va a ocupar un lugar secundario.

El título nos anticipa que Cáit es una chica tranquila, pero luego vemos que corre deprisa. A través de esta entrañable niña, el relato explora la influencia de un mal o un buen entorno en la infancia, especialmente en una muchacha sensible que pasa de una casa lúgubre, donde no hay consideración hacia ella, a un hogar en el que no solo se siente partícipe de las tareas en la granja, sino que experimenta un sentimiento de pertenencia. Esa catarsis, fruto del poder sanador de un amor que transforma a quien lo recibe y al que lo da, es plasmada con la suavidad de una leve brisa en una tarde de verano.

The Quiet Girl (fotograma)