3,5 estrellas
7
El pequeño Nicolás
Título original: Le petit Nicolas: Qu’est-ce qu’on attend pour être heureux?
Año: 2022
País: Francia, Luxemburgo, Canadá
Duración: 82 min.
Género: Animación, Comedia
Categoría: Películas infantiles
Edad: TP
Director: Amandine Fredon, Benjamin Massoubre
Guion: Benjamin Massoubre, Anne Goscinny, Michel Fessler
Música: Ludovic Bource
Fotografía:
Reparto:

Se nota cuando un equipo de personas pone todo su empeño para lograr el mejor resultado artístico en un film y no solo una buena proyección comercial. Esta adaptación de los libros infantiles del mismo título rinde un nostálgico tributo a sus creadores: el guionista René Goscinny y el dibujante Jean-Jacques Sempé. De hecho, son los protagonistas junto al famoso personaje que idearon.

Las frescas aventuras de Nicolás se van intercalando entre secuencias que narran la vida de sus creadores, su amistad y su relación profesional. Lo más ingenioso es el nexo de unión entre los dos mundos mediante el propio Nicolás, que sale de sus historietas para conversar directamente con Sempé y Goscinny, mientras estos trabajan y le hablan de su infancia o de sus inicios laborales. Sempé también recuerda con afecto a su amigo, fallecido antes de tiempo a los cincuenta y un años.

Esta es una de esas películas con potencial para agradar a pequeños y adultos, justo por la comentada confluencia entre realidad e imaginación. Ha sido dirigida por Amandine Fredon y por Benjamin Massoubre, quien ha colaborado en títulos de animación de la calidad de La cumbre de los dioses. Entre los guionistas figura Anne Goscinny, hija de René.

La cinta muestra el proceso creativo que dio lugar a una serie de historias, cuya publicación comenzó a finales de los cincuenta. Está representada con unos dibujos fieles a las ilustraciones de Sempé, algo que le da un carácter clásico y distintivo a la propuesta, que es acentuado por la música.

En la producción participó Sempé, fallecido poco después de la presentación del largometraje en Cannes. No falta un guiño a Astérix, la creación más famosa de su amigo. Afortunadamente, la adaptación está mucho más inspirada que las insufribles versiones de los irreductibles galos con actores reales. Aquí hay encanto y un más que digno homenaje a los autores de la obra original.

El pequeño Nicolás (fotograma)