3 estrellas
6
Expediente Warren: El caso Enfield
Título original: The Conjuring 2
Año: 2016
País: Estados Unidos, Canadá
Duración: 134 min.
Género: Terror
Categoría: Películas cristianas
Edad: +18
Director: James Wan
Guion: James Wan, Chad Hayes, Carey Hayes, David Johnson
Música: Joseph Bishara
Fotografía: Don Burgess
Reparto: Patrick Wilson, Vera Farmiga, Madison Wolfe, Frances O’Connor, Lauren Esposito, Benjamin Haigh

El matrimonio Warren, formado por el demonólogo Ed y la clarividente Lorraine, está legitimado por el Vaticano para investigar casos de posesión. Un suceso ocurrido en Enfield, un barrio situado al norte de Londres, pondrá a los Warren rumbo al Reino Unido. Allí tratarán de averiguar la autenticidad de los aterradores incidentes denunciados a la policía por Peggy Hodgson, una mujer separada y con cuatro hijos a su cargo.

El dicho de «nunca segundas partes fueron buenas» no se puede aplicar a esta continuación de Expediente Warren: The Conjuring. Hace tres años, la primera parte se convirtió en una de las películas más terroríficas de los últimos tiempos de la mano de James Wan, quien repite como realizador. El director de origen malayo, asimismo, ha participado en un guion nuevamente escrito por los gemelos Chad y Carey Hayes, con los que también ha colaborado David Johnson. Para esta secuela se inspiran en otro hecho real, sucedido a finales de los setenta y que a día de hoy es el fenómeno paranormal más documentado de la historia.

La cinta relata unos episodios seguidos muy de cerca por la prensa, sobre los que indagan los Warren con la mayor prudencia para que ni ellos ni la Iglesia católica, en cuyo nombre actúan, se vean envueltos en un fraude. Pese a que la situación se ha convertido en un circo mediático, Ed y Lorraine deciden arriesgarse a prestar su ayuda a la familia Hodgson, que se encuentra inmersa, además, en unos graves problemas económicos y en el desconsuelo por la ausencia de la figura paterna, que los abandonó.

La trama apunta la atracción que las emociones negativas despiertan en los espíritus malignos, que aprovechan para hacen leña del árbol caído. Por otra parte, da cancha al escepticismo, a través de la introducción de una parapsicóloga que no cree en la veracidad del asunto.

Una vez perdida la capacidad de sorprender de su antecesora, el film opta por sumergir al espectador en una enrarecida atmósfera desde el principio, sin apenas dar descanso, lo que limita su desarrollo dramático. No obstante, aunque le falta la chispa del original, sigue aterrando con su puesta en escena ambientada en los años setenta, deudora de El exorcista, la indiscutible referencia de la que beben todos los títulos de esta temática.

En el reparto vuelve a destacar la buena química entre Patrick Wilson y Vera Farmiga en su representación de los Warren, como un simpático y cercano matrimonio católico que afronta con convencimiento la compleja misión que les ha tocado llevar a cabo.

Expediente Warren: El caso Enfield (fotograma)