3,5 estrellas
7
Sala de profesores
Título original: Das Lehrerzimmer
Año: 2023
País: Alemania
Duración: 98 min.
Género: Drama, Suspense
Categoría: Películas
Edad: +13
Director: Ilker Çatak
Guion: Ilker Çatak, Johannes Duncker
Música: Marvin Miller
Fotografía: Judith Kaufmann
Reparto: Leonie Benesch, Leonard Stettnisch, Eva Löbau, Michael Klammer, Rafael Stachowiak

Carla Nowak es una comprometida profesora de origen polaco, que da clases de matemáticas y de educación física en secundaria. No se siente cómoda con algunos de los métodos del centro y cuando las sospechas por varios pequeños robos recaen sobre un alumno, decide investigar por su cuenta. Pese a actuar con buena voluntad, comete un error que se vuelve en su contra.

Esta mirada realista hacia una escuela alemana va muy en la línea del estupendo film francés La clase. Gira en torno a un conflicto que a priori podría parecer menor, pero que se acaba agrandando. Leonie Benesch interpreta con mucha credibilidad a la protagonista, una profesora en una delicada situación, que tendrá que lidiar con diferentes frentes. Desde la perspectiva de su personaje, la película muestra la complejidad de los tres tipos de relaciones de un docente en un centro educativo: con los alumnos, con los padres de estos y con compañeros.

El montaje ayuda a incrementar el suspense generado a medida que la madeja se va liando. A su tono de thriller igualmente contribuye la sensación de cierta claustrofobia suscitada por una puesta en escena principalmente en interiores y el formato de 4:3 elegido. La frialdad de la fotografía va en consonancia con las tensiones que se viven tanto en la sala de profesores como en el aula de un grupo de adolescentes, donde se dan reacciones agresivas y momentos de brillantez, una ambivalencia encarnada por el problemático Oskar, cuyo personaje tiene mucho peso.

El director alemán Ilker Çatak, hijo de inmigrantes turcos, se hace eco de prejuicios raciales y del idealismo hueco de los alumnos encargados del periódico escolar, que enmascaran con libertades y proclamas la intención de satisfacer sus propios intereses. De modo que las noticias falsas parecen ser más relevantes que la búsqueda de la verdad. Esta es una de las cuestiones de fondo, aunque Çatak, en relación a ello, no pretende casar todas las piezas, sino que opta por la ambigüedad.

El largometraje constata las deficiencias del sistema educativo y la crisis de valores actual. Contiene una secuencia donde se habla de la ciencia como la verdad universalmente verificable, que hace prescindible a Dios para entender el mundo. Esto, que no deja de ser una pincelada en el conjunto, es un reflejo del rechazo de algunas escuelas a lo religioso o trascendente, bajo el pretexto de una libertad de conciencia que es traicionada cuando se promulga entre los alumnos lo contario a lo rechazado.

Ni las rígidas normas del centro de Carla Nowak ni los ideales del alumnado ayudan a resolver un conflicto en aumento. En la cinta se refleja una pérdida de la conciencia colectiva que repercute negativamente en lo comunitario, como vemos en la fría sala de profesores, y hace que cualquier equivocación pueda pagarse muy cara, en una sociedad implacable hacia los errores ajenos.

Sala de profesores (fotograma)